miércoles. 02.12.2020 |
El tiempo
miércoles. 02.12.2020
El tiempo

La adjudicataria del elevador del Sagrado Corazón alega fallos y renuncia a la obra

La empresa dice que el proyecto tiene defectos, pero el gobierno lo niega. La obra volverá a ser licitada

El ascensor del Sagrado Corazón es seguramente uno de los proyectos del Concello más gafados porque, tras años de anuncios y, en teoría, también de gestiones para construirlo, vuelve a estar como al principio. Sin nada. La empresa a la que se le adjudicó la obra en abril del año pasado, Excavaciones J. Fernández, ha renunciado a ella tras alegar que el proyecto constructivo tiene defectos que lo hacen inviable.

El gobierno local niega la mayor, pero dado que la empresa no quiere hacer la obra, no le ha quedado más remedio que resolver el contrato. El portavoz del gobierno, Miguel Fernández, anunció ayer que el Concello licitará otra vez la obra «de inmediato». «Darémoslle a máxima prioridade».

El concejal explicó que no fue posible resolver antes el contrato porque «houbo que facer estudos» y dar audiencia y oportunidad de alegaciones a la empresa, cumpliendo los trámites legales para ello.

Fernández explicó que un informe de Evislusa, la empresa municipal de vivienda y suelo, niega que el proyecto tenga problema alguno para ser ejecutado. Este fue realizado precisamente por técnicos de Evislusa. El edil también aludió a un informe de la asesoría jurídica municipal en el que se recuerda que «o momento no que se deben advertir supostas deficiencias do proxecto non é tras a adxudicación, senón durante o prazo de licitación para que, unha vez avaliadas polos técnicos competentes, a administración contratante poida acordar, en caso de existir efectivamente ditos erros, o desistimento do proceso».

Ni la adjudicataria ni el resto de empresas que presentaron ofertas advirtieron de problema alguno en el proyecto durante el tiempo que lo tuvieron a su disposición, entre el 7 de enero y el 2 de febrero de 2015.

La construcción del ascensor fue adjudicada por 190.000 euros y con años de retraso desde que se anunció. Fue uno de los compromisos electorales de José López Orozco en 2007 y, además de este elevador, previsto a la altura de las escaleras de Carlos Azcárraga -ahora Alfonso Suárez-, se contemplaba otro en la Rúa Fontaneira. Para los dos llegó a haber proyecto, contratado a un arquitecto privado, aunque el Concello acabó desistiendo, por el coste. Optó por hacer un solo ascensor, que diseñaron los técnicos de Evislusa.

La gestión de este proyecto volvió a recibir críticas ayer de la oposición, en concreto, del PP. «O modelo do agardado ascensor do Sagrado Corazón é o modelo PSOE», afirmó el portavoz municipal, Jaime Castiñeira.

La adjudicataria del elevador del Sagrado Corazón alega fallos y...
Comentarios