sábado. 19.06.2021 |
El tiempo
sábado. 19.06.2021
El tiempo

El juicio más largo celebrado en la Audiencia de Lugo se salda con los 17 acusados absueltos

Los acusados, durante el juicio más largo celebrado en Lugo. PAULA VILARIÑO
Los acusados, durante el juicio más largo celebrado en Lugo. PAULA VILARIÑO

Les tendrán que devolver unos 3,5 millones, después de que la Audiencia señalara a Vigilancia Aduanera y Hacienda como responsables de una investigación "ingobernable"

Durante cuatro semanas, en sesiones de mañana y tarde, diecisiete personas se sentaron en el banquillo de la Audiencia Provincial como supuestos autores de varios delitos de estafa, contra la hacienda pública y contrabando, en relación con la compra-venta de teléfonos móviles y tarjetas telefónicas. A los principales acusados se les pedían penas por encima de los diez años de prisión, y las multas e indemnizaciones superaban los diez millones de euros.

El que se ha convertido muy holgadamente el juicio más largo celebrado en toda la historia de la Audiencia Provincial de Lugo ha terminado finalmente con todos los acusados absueltos, un serio rapapolvo a Hacienda y a sus agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera y la devolución de todas las cantidades incautadas más los correspondientes intereses legales después de doce años de instrucción: según los primeros cálculos y a falta de precisar más, en torno a 3,5 millones de euros.


Se juzgaba a un grupo de 17 personas que habían creado entre 2004 y 2007 un entramado societario para la compraventa y exportación de teléfonos móviles. Básicamente, la actividad consistía en aprovechar las ofertas de grandes superficies de móviles con tarjetas de prepago. Una vez adquiridos, exportaban los móviles y utilizaban las tarjetas para su consumo en sistemas simbox, vendiendo los minutos de conversación por separado.

La instrucción ha durado más de 12 años, por lo que los intereses que habrá que pagar por el dinero bloqueado son millonarios

Según declara probado la sentencia, las alarmas saltaron cuando Hacienda vio que tenía que hacer una gran devolución de Iva a las empresas del entramado, lo que le hizo sospechar y encargó una investigación a su Servicio de Vigilancia Aduanera. Sin embargo, los agentes, según reprocha la Audiencia en su fallo, sin haber realizado ni una sola comprobación ni haberse molestado en conseguir indicio alguna, lo que hicieron es dar apariencia de investigación para que el juzgado les autorizara unas escuchas telefónicas, en las que basaron toda su intervención.

SIN PRUEBAS. Lo primero que hace el tribunal, en consecuencia, es anular las escuchas abusivas y "prospectivas" que vulneran el derecho al secreto de las comunicaciones. Este solo hecho, argumenta, ya sería suficiente para anular toda la instrucción, ya que no había ninguna otra prueba que las derivadas de estas escuchas.

Sin embargo, va más allá y entra a valorara cada uno de los delitos de los que se les acusaba, para concluir que no hay el más mínimo atisbo de ninguno de ellos. De haber algo, indica la sentencia, serían meras irregularidades societarias que de ningún modo entran en el ámbito penal.

En estas circunstancias, el fallo de la Audiencia, de cuya redacción se ocupó el magistrado Edgar Cloos Fernández, se ha convertido más en una acusación contra los responsables de la investigación que contra los investigados. Así, reprocha a Vigilancia Aduanera que el propio tribunal haya tenido que reclamar numerosos documentos incautados en los registros, hasta realizar "un acopio de papeles deslavazados e inconexos aportados de manera intermitente y sin hilación, y que no permite el conocimiento de los existente pues resultan absolutamente ingobernables". Aún más, el juez señala que ni siquiera se ha respetado la cadena de custodia, lo que elimina cualquier validez.

Tampoco salen mejor parados los inspectores de Hacienda que actuaron como peritos. Según la Audiencia, sustentaron sus acusaciones en base a meras estimaciones derivadas de una documentación incompleta, de forma que "no existe garantía ni seguridad alguna de que los cálculos realizados tengan base suficiente para poder dar lugar a delitos de fraude".

Además, otros informes derivan de meras suposiciones "sin certeza ninguna (...) Se realiza una presunción contra reo, sin que, en el ámbito de lo penal, podamos partir de tal tipo de apriorismos". La única decisión posible es, por tanto la absolución, falla.

El juicio más largo celebrado en la Audiencia de Lugo se salda con...
Comentarios