Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

A juicio por empujar a su novia y decirle: "Vámonos a casa, es una orden"

El acusado le tiró a la chica una copa que llevaba en la mano y le tiró de los pelos. El fiscal pide un año de cárcel

Un joven lucense afronta una condena de un año de cárcel por empujar a su novia y "ordenarle" que se fuera para casa.

Según quedó recogido en el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, el acusado discutió con su pareja en la madrugada del 2 de septiembre de 2017, cuando ambos se encontraban en una zona de pubs en las inmediaciones de la catedral.

El joven le tiró supuestamente una copa que ella tenía en la mano y le dijo: "Vámonos para casa. No te lo estoy pidiendo, es una orden". Además, acercó su frente a la de la chica "en actitud agresiva".

La pareja comenzó a andar por la calle Aguirre y el acusado agarró a la joven por los hombros y la empujó contra la pared, teniendo que separarlos un amigo que los acompañaba. Poco después, la agarró por los pelos y ambos cayeron al suelo.

El ministerio fiscal considera que el chico es autor de un delito de maltrato del artículo 153.1 del Código Penal, por el que solicita una condena de un año de cárcel. Además, pide que el acusado no se pueda acercar a menos de 300 metros de la víctima ni comunicarse con ella por cualquier medio durante dos años.

La vista oral por esta presunta agresión se celebrará en el juzgado de lo Penal número 2 de la capital lucense.

A juicio por empujar a su novia y decirle: "Vámonos a casa, es una...