La jueza dicta la apertura del juicio oral contra Portomeñe por calumnias a Orozco

El portavoz del grupo municipal de Esquerda Unida, Carlos Portomeñe, denunció una supuesta corrupción en la tramitación del PXOM de Lugo

José López Orozco y Carlos Portomeñe.AEP
photo_camera José López Orozco y Carlos Portomeñe. AEP

La titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Lugo, Sandra Piñeiro, ha dictado un auto de apertura de juicio oral contra el portavoz del grupo municipal de Esquerda Unida, Carlos Portomeñe, a raíz de la denuncia presentada contra él por injurias y calumnias por parte del exalcalde José López Orozco, como consecuencia de sus sucesivas denuncias sobre supuesta corrupción en la tramitación del PXOM de Lugo.

En un auto notificado este lunes a las partes, la jueza da orden de trasladar al Ministerio Fiscal y a la acusación particular las diligencias para que "en un plazo de diez días soliciten la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación". En todo caso, contra esa resolución, la defensa de Portomeñe aún puede formular recurso de apelación.

La propia jueza precisa en el escrito notificado este lunes que esta resolución es consecuencia de la decisión de la Audiencia Provincial de Lugo, que mediante otro auto dictado el pasado 13 de noviembre, revocó la orden de archivo provisional de las diligencias contra Carlos Portomeñe. La Audiencia Provincial de Lugo revocó la propia resolución del Juzgado de Instrucción Número 2 de Lugo en la que se decretaba el archivo provisional de la querella interpuesta por el exalcalde Orozco contra el portavoz de Esquerda Unida al apreciar indicios de un supuesto delito de "injurias y calumnias".

La representación legal de José López Orozco había presentado en mayo ante el Juzgado de Instrucción número 2, dirigido a la Audiencia Provincial, un recurso de apelación contra la decisión de archivar esa querella por injurias, presentada a raíz de las sucesivas denuncias de Portomeñe sobre supuestas irregularidades en la tramitación del PXOM de la capital lucense.

En ese recurso, los abogados de Orozco subrayaban que "no deja de producir un cierto grado de sonrojo que un político que se debe a la ciudadanía de Lugo, o al menos a la que ha votado por su formación política, sea incapaz de acudir a un órgano jurisdiccional para acreditar" con pruebas "los extremos que son objeto de la querella".

De forma concreta, insistía la representación legal del ex alcalde, en lo que se refería a las supuestas "presiones" al que fuera secretario del Ayuntamiento de Lugo para que informase positivamente sobre el Plan General, "hasta el punto de hacerle llorar".

En el recurso, los abogados de Orozco recordaban que esa acusación "es muy grave" y "él lo sabe", de ahí que la propia Audiencia Provincial ordenase "la práctica de diligencias" por la existencia de los supuestos delitos de "calumnias e injurias", entre ellas la propia declaración de Portomeñe en sede judicial y del ex secretario municipal, quien "desmintió por activa y por pasiva tan falsaria afirmación".

En cuanto a los fundamentos jurídicos, la defensa del ex alcalde insistía en que no existe un caso de prejudicialidad penal, argumento empleado por el Juzgado de Instrucción número 2 para archivar la causa, porque por parte de Portomeñe se produjo "la atribución de un hecho concreto que debe ser aclarado, en cuanto podría exceder de la genérica valoración acerca de la supuesta ilegalidad del PXOM y de la crítica política".

En su resolución, la Audiencia Provincial aclaró que "del contenido de las actuaciones, se deriva que en los hechos aquí investigados en el seno de las citadas diligencias, no aparece conexión ninguna con los investigados" en el otro caso, dado que la querella interpuesta por Orozco se refiere a la existencia de unas supuestas "injurias y calumnias". De hecho, la sala apreció que no se observa la "prejudicialidad argumentada" para el archivo de la causa.

Es más, precisó que, de las diligencias practicadas y, de forma muy concreta de la declaración efectuada por el que fuera secretario del Ayuntamiento de Lugo, se "derivan indicios con la suficiente entidad para que parezca precipitado acordar el sobreseimiento de las actuaciones en este momento". Añadía, asimismo, que había de ser "en el correspondiente enjuiciamiento" donde se "dilucide la existencia o no de responsabilidad" penal por parte de Portomoñe.

La defensa de Orozco afirmó al conocer ese auto de la Audiencia Provincial, el pasado 29 de noviembre, que Portomeñe "iba camino del banquillo de los acusados". Por su parte, el portavoz de Esquerda Unida calificó esa decisión judicial como "un capítulo más de una telenovela" y dijo que no lo preocupaba ni "lo más mínimo", porque no se iba a dejar "intimidar".

Comentarios