jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

Una joven sospecha que pudo haber sido violada tras una noche de fiesta

La joven no recuerda nada tras haber pasado por la zona de copas de la calle Clérigos. AEP
La joven no recuerda nada tras haber pasado por la zona de copas de la calle Clérigos. AEP
La chica, que acudió al día siguiente al Hula con su madre para hacer un reconocimiento médico,  perdió la noción del tiempo cuando estaba de copas y se despertó por la tarde en casa de un amigo
 

Una joven lucense sospecha que pudo haber sido víctima de una agresión sexual durante una noche de fiesta de la que solo recuerda lo que pasó durante unas horas. La chica, que había salido de copas el jueves pasado junto a otras dos amigas para celebrar el Halloween, relató que perdió la noción del tiempo durante la madrugada y que solo se acuerda de que llegó a estar en los pubs de la calle Clérigos y en un bar del barrio de A Residencia. Además, dijo que no la recuperó hasta la siete de la tarde del día siguiente cuando se despertó en casa de un amigo.

A la vista de lo ocurrido, la joven decidió acudir el viernes acompañada de su madre hasta el Hospital Lucus Augusti para que le fuera practicado un reconocimiento médico que pudiese determinar si fue objeto de una violación durante las horas en las que no recuerda nada de lo ocurrido.

Según relató la joven, en la noche del jueves al viernes estuvo de copas por varios locales del centro de la ciudad hasta que llegó a la zona de Clérigos, donde en un momento dado perdió de vista a sus amigas. Explica que fue entonces cuando encontró a unos chicos que la invitaron a llevarla en coche hasta un bar del barrio de A Residencia, donde se dio cuenta de que le faltaba el móvil. Desde allí dijo que la llevaron de nuevo a recorrer los locales de Clérigos en los que había estado para tratar de localizar el teléfono, aunque añadió que a partir de entonces perdió la noción del tiempo y solo sabe que se despertó a las siete de la tarde del día siguiente en la casa de un amigo.

Una vez se conozcan los resultados de las analíticas se determinará si hay un caso de violación o abuso con la voluntad anulada

Como quiera que no sabía si había sido víctima de abusos, la joven, acompañada de su madre, decidió entonces acudir al Hula para que le fuese practicado un reconocimiento médico.

PROTOCOLO. La posibilidad de que la joven hubiese sido víctima de un abuso sexual o violación con la voluntad anulada llevó a la Policía Nacional a activar el protocolo previsto para estos casos. Aunque la chica todavía no había presentado este sábado por la noche una denuncia formal, la investigación y los resultados de las analíticas podrían determinar tanto si pudo haber consumido sin ella saberlo algún tipo de sustancia como puede ser burundanga y si fue víctima de una agresión o de abuso sexual.

Para ello, la joven fue conminada a guardar la ropa que vestía esa noche, por si puede ser utilizada para localizar el ADN de algún sospechoso y mientras se espera por el resultado de las pruebas que se le practicaron en el hospital, que podrían tardar en conocerse entre ocho y diez días.

OTROS CASOS. Las denuncias de mujeres que sospechaban que fueron víctimas de abusos en estado de inconsciencia son cada vez más frecuentes y en Lugo se dieron dos casos similares en diciembre del pasado año, cuando en el mismo fin de semana dos chicas se despertaron en compañía de desconocidos y sin recuerdos de ningún tipo sobre lo que había hecho en las últimas horas.

En uno de esos casos, una joven logró huir de un coche en el que se despertó sin la ropa interior y en compañía al menos de un hombre al que no conocía. Tras escapar, decidió acudir al Hula porque temía haber sido drogada con alguna sustancia dado que no recordaba absolutamente nada. La noche anterior, otra mujer recuperaba la consciencia en similares circunstancias pero en la cama de una habitación de un hostal, semidesnuda y acompañada de un hombre al que tampoco conocía de nada.

Una joven sospecha que pudo haber sido violada tras una noche de...