sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

CON MADERA DE LÍDER

José Antonio Grandío Cabo, un empresario constante

José Antonio Grandío. XESÚS PONTE
José Antonio Grandío. XESÚS PONTE
En solo dos décadas ha aupado a Norprevención-Grupo Ibersys al sexto puesto en el ránking nacional del sector

Como la labor de una hormiga, discreta, constante y tenaz, este empresario nacido en San Martiño de Condes, en el municipio de Friol, ha creado así en dos décadas un grupo que presta servicios de prevención a 38.000 empresas privadas y organismos públicos de toda España, con 450.000 trabajadores a su cargo —más que la población de la provincia de Lugo—.

A su interminable lista de clientes, entre los que figuran compañías como Cellnex Telecom, Abertis, El Corte Inglés, Lidl o Atento, acaba de añadir otros dos, tras la adjudicación de sus concursos públicos, la Diputación Provincial de Barcelona, que tiene unos 4.000 empleados, y la Consellería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Cataluña, con unos 1.500.

Norprevención-Grupo Ibersys, que tiene su sede en la Rúa Catasol de la capital lucense, ocupa el sexto puesto en el ránking nacional del sector, lo que, a juicio de su consejero delegado, es "un orgullo" porque los que le preceden en la clasificación son "mutuas". Recuerda que "hasta 2010" este fue "un mercado cautivo" por este tipo de entidades.

Los primeros pasos de José Antonio Grandío en el mercado laboral no tuvieron nada que ver con la prevención de riesgos. A los 17 años se incorporó a trabajar a una gestoría que se encontraba en la céntrica Praza de Santo Domingo de Lugo. Nueve años después ya era uno de los socios. Cuando cumplió las bodas de plata, en la década de los 90, cambió de empresa y constituyó una asesoría laboral, fiscal y contable, Freygran, que sigue en activo.

Me siento muy realizado. He llegado a unas metas que no estaban en mi mente

Este empresario friolés fundó  Norprevención en 1999. Arrancó con cuatro empleados. Dos décadas después ya tiene más de 570, en casi medio centenar de oficinas que están distribuidas por toda España. "Me siento muy realizado. He llegado a unas metas que no estaban en mi mente", asegura José Antonio Grandío.

El consejero delegado de Norprevención explica que se incorporó a este sector porque "vi un futuro negocio, aposté por él y creí en el proyecto que estaba desarrollando". Dice que tuvo "socios que no creyeron y lo dejaron".
Aunque tenía "mucha ilusión", los inicios en lo que para él era un nuevo sector no le resultaron fáciles. Recuerda que cerró el primer ejercicio, el del año 2000, con unos 36.000 euros de facturación —hoy multiplica esa cifra de negocio por más de 700— y el doble de gastos, más de 80.000. Aun así perseveró y vio como daba sus frutos.

En esa ambiciosa y rápida expansión hubo dos hitos. En 2015 adquirió a la cántabra Mutua Montañesa su sociedad de prevención, Prevemont, lo que supuso la incorporación a su plantilla de un centenar de empleados. Y en 2017 compró la firma vasca PG Prevención, con 84 trabajadores.

Galicia, Cantabria y País Vasco son los puntales de la compañía  lucense, junto con Cataluña y Madrid.

Nací aquí, vivo aquí y mientras siga no voy a cambiar. Soy de Lugo y me gusta Lugo

José Manuel Grandío tuvo la oportunidad de trasladar el domicilio social de su grupo empresarial fuera de Galicia, sin embargo rehusó. "Nací aquí, vivo aquí y mientras siga no voy a cambiar. Soy de Lugo y me gusta Lugo", justifica de esta manera la decisión que tomó. 

Su compañía no para de crecer. Cerró el año pasado con una facturación de 26 millones de euros, el 15% más que en 2018. Las expectativas que tiene para el presente ejercicio son halagüeñas. Prevé que mantendrá "el mismo ritmo" de subida de dos dígitos en su volumen de negocio.

Esa expansión parece que no tiene freno. José Antonio Grandío no descarta la adquisición de más empresas "si hay oportunidad de negocio", según precisa, e incluso se está planteando el desembarco en Portugal.

No se tambaleó ni en plena crisis económica. "Las empresas se retraían. Había 1,5 millones más de parados", recuerda este empresario que señala que entonces fue capaz  de mantener un crecimiento del 5% a base de "ajustar los precios".

Es importante tener fe en lo que estás haciendo y saber siempre hacia donde te encaminas

La receta que da el consejero delegado de Norprevención-Grupo Ibersys para tener éxito en el mundo de los negocios es muy sencilla, acorde con la modestia que muestra durante la entrevista que se celebra en su despacho en la sede de la Rúa Catasol. "Es importante tener fe en lo que estás haciendo y saber siempre hacia donde te encaminas", afirma.

Los primeros pasos que dio hace un par de décadas en este sector coincidieron con una época en la que se comenzaba a tomar una mayor concienciación sobre la prevención de riesgos y la salud laboral.
"La administración exige, pero es cuestión también de que se cree una cultura. Antes las empresas lo entendían como una imposición del Gobierno, ahora ya lo ven como algo necesario", dice José Antonio Grandío.

Es importante tener fe en lo que estás haciendo y saber siempre hacia donde te encaminas

La mentalidad ha cambiado tanto que, según precisa, "en las grandes empresas la prevención ya está incorporada al área de producción, porque consideran que es un pilar importante a la hora de producir".

Este emprendedor friolés apunta que la evolución es tal que se camina hacia "la empresa saludable". Explica que las grandes compañías para "retener el talento" ofrecen a sus ejecutivos nuevos servicios, desde la disponibilidad de un fisioterapeuta hasta cursos de cocina o recomendaciones de hábitos saludables.

Eso sí, José Antonio Grandío precisa que esos servicios especiales que le requieren, es por parte de compañías que cotizan en bolsa, que apenas suponen el 4% del tejido empresarial —el 96% restante, según dice, son pymes de menos de diez trabajadores—.

José Antonio Grandío Cabo, un empresario constante
Comentarios