sábado. 15.08.2020 |
El tiempo
sábado. 15.08.2020
El tiempo

"La venta es lo mejor. El hospital local es un modelo en extinción"

Javier Atanes, gerente de Polusa. VICTORIA RODRÍGUEZ
Javier Atanes, gerente de Polusa. VICTORIA RODRÍGUEZ
Presume de los medios de Polusa. "Tenemos la mejor resonancia de Galicia", dice. Pero cree que hay que crecer y ampliar servicios y entiende que la llegada de Ribera Salud permitirá afrontar esos retos. No obstante, no deja de remarcar que la compra está en una fase inicial, ya que se precisan autorizaciones para que se consume la venta

El panorama de la sanidad privada acaba de dar un giro radical en Lugo con la compra de más de la mitad de las acciones de Polusa por parte de Ribera Salud. Bueno, lo que hay de momento es un acuerdo entre un grupo de accionistas y Ribera Salud.
Creo que hay que ser muy respetuoso con los accionistas, porque es un proceso que no está cerrado. El acuerdo no ha llegado al consejo de administración, que es el órgano rector, y hay trámites internos de la propia empresa y externos, del organismo regulador, que están pendientes.

¿Es bueno para Polusa la llegada de uno de los grandes grupos sanitarios del país?
Yo creo que no solamente para Polusa. Todos los analistas coinciden en que el modelo de los hospitales locales es un modelo en extinción, porque tienen una rentabilidad muy baja respecto a otros mercados, incluidos por ejemplo la hostelería y el turismo. La respuesta a eso es optimizar los recursos y eso lo sabe hacer un grupo. Por muy romántico que nos resulte, para una firma local es difícil.

¿Se puede perder la personalidad del hospital con el control de un gran grupo?
Lo primero es la fortaleza económica. Polusa tiene unas cuentas saneadas, pero un golpe como el del Covid te puede desestabilizar. Tener detrás una empresa te da estabilidad, solidez y evita riesgos. La rentabilidad de los hospitales es baja. Se establece que el objetivo de rentabilidad debe ser el cinco por ciento de la facturación. Pero eso es una utopía. La realidad está por debajo. Pero los grupos sí pueden lograrlo, porque tienen sinergias, centrales de compras...

Viabilidad
"La rentabilidad de los hospitales es baja, inferior a la de la hostelería. Tener un grupo detrás te da estabilidad y evita riesgos"

Lugo y Ourense eran las únicas provincias hasta ahora en las que no habían entrado las compañías hospitalarias. ¿A qué lo atribuye?
Los grupos tienen sus estrategias de crecimiento, aunque siempre puedan estar abiertos a oportunidades. El mercado de Lugo y de Ourense es pequeño y quizá por eso ha tocado entrar en un segundo tiempo. El interés de los grupos es desarrollarse y tener un marco estratégico y tener una buena red les beneficia, porque supone tener mejor posición en la negociación de contratos, tener sinergias... Por ejemplo, este es un sector con déficit de personal, en el que a veces hay problemas para conseguir profesionales. Para un grupo es más fácil contratar.

Siempre se ha dicho que el mercado de Lugo es pequeño y que quien comprara un hospital debía comprar el otro. Eso, al menos de momento, no ha ocurrido. ¿Qué ha cambiado?
En las quinielas siempre aparecía esa posibilidad. Pero más allá de la teoría están las circunstancias particulares, los modelos de cultura empresarial... Y los grupos deciden en función de sus intereses y planes estratégicos.

¿El proceso en Polusa puede afectar al resto de la sanidad privada de la ciudad, a las clínicas más pequeñas y consultas, por ejemplo?
Cuando se produce una operación de este tipo, el grupo llega con un plan de desarrollo para crecer y hacerse más fuerte. Eso supone que aumenta la competencia, pero eso puede ser un estímulo.

Negocio futuro
"Aunque haya crisis, la idea es que habrá más demanda de seguros privados. Pasó en 2008 y la crisis no era sanitaria"

Ha habido y hay un salto tecnológico en la sanidad. ¿Cómo será la atención médica del futuro y hasta qué punto podrá tener una ciudad pequeña como Lugo grandes medios?
Estoy convencido de que cuando un grupo entra en Lugo va a traer inversión y va a poner al alcance de los pacientes tecnología que no hay aquí en este momento y que obliga a desplazarse fuera de Lugo. Estoy convencido de que es lo mejor que podría haber pasado en Lugo, porque la experiencia de Ribera Salud en otros centros ha demostrado que buscan la excelencia. Son expertos en gestión y tienen como bandera la satisfacción de los pacientes.

¿Y en Lugo puede derivar en el aumento de servicios?
Yo creo que, por ejemplo, puede haber muchas sinergias entre Povisa y Polusa. En Lugo lo hacemos bien, pero es evidente que faltan servicios. Una paciente que quiera dar a luz en una clínica privada tiene que ir a A coruña, no hay cirugía cardiaca, ni torácica. Y estamos en un momento en el que entra la robótica e incluso el big data y Ribera Salud es un grupo puntero en tecnología.

La negociación con los seguros era una de los hándicaps de las pequeñas clínicas y hospitales. ¿Qué cambia con una operación como la de Polusa?
Para las aseguradoras lo más importante es tener cobertura y cartera de servicios. Eso también les da potencial de crecimiento y, por otro lado, cuando los hospitales privados no pueden ofrecer esos servicios, las aseguradoras deben acudir al sistema público y eso es mucho más costoso. En Lugo la cuenta principal de alguna aseguradora es el Hula, donde los procesos son más costosos.

Ha crecido el número de ciudadanos que tienen un seguro privado. ¿Se mantendrá esa tendencia en una situación de crisis como la actual?
En 2008 vivimos una crisis muy importante y aumentaron las pólizas. Esta crisis tiene la variable económica, pero también la de que viene derivada de una crisis sanitaria. Es un interrogante, pero la idea es que habrá más demanda de pólizas de seguros privados.

Crisis sanitaria. "Se pusieron medios al servicio del interés público y no se ha compensado. Estamos defraudados"

Las operaciones de los grandes grupos suponen el control del sistema por grandes firmas y la pérdida de control de los pequeños accionistas locales. ¿Qué papel les queda a los pequeños accionistas?
La política de los grupos cuando entran en un hospital es invertir y hacerlos crecer. Yo creo que eso da valor a las acciones, porque es posible que la tendencia del valor del hospital vaya al alza.

La crisis del Covid ha afectado a los centros privados. Su actividad se desplomó y se resintieron sus resultados.
La sanidad privada ha participado y ha puesto al servicio del interés público toda su infraestructura, sin negociar nada. Pero estamos defraudados con la postura de la administración pública. Creemos que no se puede desperdiciar ninguna estructura sanitaria, que en una situación de pandemia puede ser necesaria. Esperamos que se compense a la sanidad privada, porque hay que estar preparados por si llegan nuevas olas. En Lugo no fue necesario acudir a la sanidad privada durante la gran crisis sanitaria, pero esto no se ha acabado y hay que estar preparados.

Su labor es la de la gestión. ¿Cómo cambiará esa función en Polusa?
La diferencia es que los grupos tiene estructura para dar cobertura a la hora de gestionar compras, recursos humanos... Eso es un lujo.

"La venta es lo mejor. El hospital local es un modelo en extinción"
Comentarios