«Jamás olvidaré su cara de pánico», dice uno de los vecinos que auxilió a la víctima de San Pedro

A El acusado por los intentos de agresión sexual en San Pedro y O Carmen abandonando los Juzgados VICTORIA RODRÍGUEZ

La jueza decretó el sábado el ingreso en prisión del presunto autor de dos tentativas de violación en Lugo en los últimos 15 días. El hombre niega los ataques, pero fue identificado por las víctimas y los testigos y se está a la espera del análisis de ADN

LUGO. El presunto agresor sexual que intentó violar de madrugada a dos jóvenes en Lugo en las dos últimas semanas ya se encuentra a buen recaudo en el centro penitenciario de Bonxe. La jueza decretó el sábado prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el detenido, que es un ciudadano rumano de 30 años de edad, Gabriel Florin C.

En ambos casos, tanto en el del pasado viernes en la Rúa San Pedro como en el 25 de agosto en el barrio de O Carme, no pudo consumar la violación porque las mujeres fueron auxiliadas a tiempo por vecinos.

Una de las personas que ayudó a la víctima de la céntrica Rúa San Pedro aseguraba el sábado que «cuando el hombre huyó, ella no podía dejar de temblar» y añadió que «jamás podré olvidar su cara de pánico».

Esta mujer fue asaltada sobre las tres de la madrugada del pasado viernes cuando entraba en el portal de su casa. Acaba de bajarse de un taxi en la Porta de San Pedro. El detenido presuntamente se abalanzó sobre ella y la tiró al suelo. Los gritos de auxilio de la víctima movilizaron a varios vecinos que acudieron enseguida a socorrerla.

«Escuchamos gritos, pero pensamos que era una discusión. No imaginábamos que nos íbamos a encontrar algo así», afirmó una de las personas que la auxilió, que explicó que «vimos a la chica tirada en el suelo y al agresor encima. El portal es muy pequeño y ella apenas se podía mover».

En un primer momento, el agresor ni tan siquiera hizo amago de huir cuando se vio sorprendido. Siguió encima de la víctima, a la que le había quitado parte de la ropa. De hecho, forcejeó durante un rato con un vecino que intentaba separarlo de la joven. Este consiguió por fin empujarlo fuera del portal y fue entonces cuando el agresor sexual emprendió la huida.

Inmediatamente se personó una dotación de la Policía Nacional, que estaba patrullando por las calles del casco histórico de la ciudad. Una de las personas que socorrió a la mujer acompañó a los agentes para intentar localizar al asaltante. Dieron con él a apenas 200 metros de la casa de la víctima, en Campo Castelo. Los vecinos destacan que la rápida intervención policial propició su arresto.

Los testigos también aseguraron que este presunto agresor sexual desprendía un fuerte olor a alcohol.

SOSIEGO. Estos dos intentos de violación a mujeres en la capital lucense que tuvieron lugar en las últimas dos semanas habían generado cierta clima de inseguridad, que se ha visto reducido ahora tras el arresto del presunto agresor sexual.

«Es un alivio que lo hayan detenido, pero el miedo se queda en el cuerpo», afirmaba el sábado una vecina de la Rúa San Pedro. Esta recordaba que a menudo hace lo mismo que la última víctima. «Es una calle peatonal y el taxi no nos puede dejar en la puerta de casa, así que siempre nos bajamos en la Ronda da Muralla, frente a la Porta de San Pedro».

Este ciudadano rumano también fue identificado en comisaría por testigos y por la otra joven a la que intentó forzar en un descampado de la Rúa Poeta Noriega Varela, en el barrio de O Carme, cuando regresaba a casa en la madrugada del pasado 25 de agosto.

Como en el caso de la Rúa San Pedro, la primera víctima de este presunto agresor sexual consiguió zafarse de él al ser auxiliada por vecinos que oyeron sus gritos pidiendo ayuda.

EL DETENIDO LO NIEGA. El presunto agresor sexual, Gabriel Florin C., pasaba el sábado por la mañana a disposición judicial. Lo hizo ante la magistrada que sustituye al titular del juzgado de instrucción número 3 de Lugo, que está estos días de guardia, quien dictó su ingreso en el centro penitenciario de Bonxe.

Este ciudadano rumano se acogió a su derecho a no declarar. Se limitó a asegurar que no cometió las dos tentativas de violación que le atribuyen.

Los investigadores, que recogieron huellas en el portal de la Rúa San Pedro, están pendientes ahora de los resultados que deparen los análisis de las muestras de ADN que le tomaron al arrestado.

Gabriel Florin C. lleva viviendo en Lugo tan solo desde hace un mes y a España llegó poco antes del verano. Se ganaba la vida trabajando en el sector forestal. Residía en una vivienda de la Ronda das Fontiñas, junto a su jefe, que fue citado a declarar como testigo a comisaría, y a otro compatriota.

En principio quedaría ahora por resolver otro reciente intento de violación en la capital lucense denunciado por una mujer a finales de junio, que tuvo lugar en las inmediaciones de la Ronda Norte, en el barrio de As Gándaras.

Entonces, la víctima, de unos 30 años de edad, fue asaltada por un hombre, que la golpeó y tiró al suelo. En ese caso fue la joven la que consiguió zafarse del presunto agresor, cuando ya le había arracando a ella la chaqueta y el cinturón del pantalón, y pedir ayuda en una casa que se encontraba próxima.

El detenido no sabe hablar castellano

Tanto los agentes de la Policía Nacional como la jueza que instruye el caso tuvieron que recurrir a un intérprete, que se desplazó desde Vigo, para poder llevar a cabo los interrogatorios, debido a que a este ciudadano rumano no sabe hablar castellano.

Analfabeto El detenido aseguró además durante esos interrogatorios, que fueron en presencia del intérprete, que no sabe leer ni escribir.