lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

El Caudal Fest empapa a 12.000 personas

 La primera edición del festival se cierra con éxito, pese a las críticas por la falta de sombras ▶ Iván Ferreiro y Vetusta Morla contribuyeron a abarrotar el recinto en la última jornada

La primera edición del Caudal Fest cierra con éxito gracias a las 12.000 personas que se congregaron este sábado para vivir la segunda jornada de un festival que reunió en un solo día a Iván Ferreiro, Vetusta Morla, la Mala Rodríguez y Novedades Carminha, entre otras actuaciones destacadas como las de Triángulo de Amor Bizarro, Depedro o Eme DJ, la encargada de poner el broche de oro a un evento que, como confirmó la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, regresará  el año que viene con más fuerza.

La segunda jornada registró 5.000 personas más que el día anterior. Si el primer día, gratuito, reunió a unas 7.000 personas en torno a los conciertos de Andrés Suárez y Viva Suecia —con un ambiente muy familiar, según destacó la responsable de comunicación del Caudal Fest, Cristina García—, el segundo turno de conciertos (previo pago, esta vez sí, de 35 euros) abarrotó la explanada del Pazo de Feiras e Congresos de Lugo.

Los asistentes fueron llegando a primera hora de la tarde gracias a los buses gratuitos y un servicio de taxis que no descansó desde la noche anterior. Muchos durmieron en la zona de descanso habilitada por Bring the Noise, los organizadores del evento, un espacio que se improvisó en el último momento debido a la plena ocupación hotelera que registró ciudad durante estos días con motivo del festival. Durante las horas centrales del día el casco histórico fue un hervidero de gente joven, que aprovecharon las horas previas al arranque de la segunda jornada para degustar la gastronomía de la provincia.

Los descarados Novedades Carminha fueron los encargados de evitar que el ánimo decayera

SOMBRAS. Si algo echaron de menos muchos de los asistentes al festival fueron "más zonas de sombra", como apuntó Eduardo López, un festivalero que se desplazó desde Ourense para ver a su grupo favorito, Triángulo de Amor Bizarro. El intenso calor que cayó sobre el paseo del Miño desde que arrancó la jornada hasta que bajó el sol obligó a una gran mayoría de festivaleros a refugiarse en las escasas zonas de sombra (naturales) presentes en el recinto. "Volveremos el año que viene, pero ojalá instalen una carpa o algo por el estilo, porque algunos conciertos los hemos vivido desde lejos".

El propio Jairo Zavala (Depedro) agraceció a los "valientes" que se reunieron en el foso "bajo un sol abrasador".

MÚSICA. El pop de Berta Franklin abrió puntual la segunda jornada a las 15.30 horas. Le siguió el cantautor lucense David Prado, que ya el día anterior había participado de la fiesta cantando con Andrés Suárez sobre el escenario. Después llegó Depedro, ya a las 17.40 horas, para comenzar a llenar una zona de conciertos que hasta ese momento era un ir y venir de gente.

A partir de las 19.00 llegaron los platos fuertes. El grupo coruñés Triángulo de Amor Bizarro ofreció su ‘noise-rock’ a un entregado público que empezó a calentar motores para todo lo que se venía. La temperatura bajó hasta hacerse soportable cuando llegó Iván Ferreiro, una de las actuaciones que más aplausos arrancó. El vigués recuperó algunos de los temas más famosos de su anterior grupo, Los Piratas, y el público respondió como merecía la ocasión.

Tras Ferreiro llegó el rap de la Mala Rodríguez. La jerezana presentó su nuevo trabajo, 'Gitanas’, bien rodeada por los miembros de su banda. Tras un breve descanso para coger fuerzas en los diferentes food trucks instalados por los organizadores, los festivaleros vivieron la actuación de los siempre espectaculares en directo Vetusta Morla, sin duda los cabeza de lista de esta primera edición. Los descarados Novedades Carminha fueron los encargados de evitar que el ánimo decayera ya entrada la madrugada. Eme DJ cerró, ya a partir de las 2.45 horas, una jornada sin incidencias.

El Caudal Fest empapa a 12.000 personas
Comentarios