Domingo. 21.04.2019 |
El tiempo
Domingo. 21.04.2019
El tiempo

La inversión municipal se atasca y solo se gastan 27 euros al año por habitante

Sondeos previos a la peatonalización de Quiroga Ballesteros. V. RODRÍGUEZ
Sondeos previos a la peatonalización de Quiroga Ballesteros. V. RODRÍGUEZ

La cuenta general del año 2017 refleja que se ejecutaron en obras de 2,7 millones de los 9,5 previstos y a finales de 2018 apenas se habían licitado 2,9 de los más de 15 presupuestados

El Concello de Lugo es una máquina de recaudar dinero, ya que los ingresos por tasas e impuestos municipales no pararon de crecer en los últimos años. Sin embargo, parte de esa riqueza que generan tributos como el Ibi acaba engrosando las cuentas bancarias municipales porque no se ejecutan las inversiones presupuestadas.

Un análisis realizado por el grupo municipal de Ciudadanos de la cuenta general del Concello de 2017, que acaba de presentar con meses de retraso el gobierno local, refleja que ese año apenas se gastaron en obras 27 euros por habitantes, cuando había presupuestados casi 100. Esa incapacidad de sacar adelante las proyectos se debe en parte a que ese año el ejecutivo trabajó con cuentas prorrogadas y tuvo solo seis meses para licitar los proyectos que llegó a pactar con el PP.

Pero en 2018, con el presupuesto vigente desde la primavera, las inversiones también se atascaron a pesar de que se habían destinado en los presupuestos más 15 millones, a los que hay que sumar otros 5 de remanentes de tesorería. Según los datos facilitados por el Concello a Cs, a 21 de diciembre pasado, el gobierno municipal solo llevaba gastados 2,9 millones de euros de los más de 20 disponibles para inversiones.

Entre las partidas de las cuentas de 2017 que destacan por el bajo nivel de ejecución figuran las inversiones en calles y pistas de la zona rural

La falta de personal es el argumento usado por ejecutivo local para justificar los retrasos en la licitación de obras, algunas de ellas con proyectos millonarios como la peatonalización y cubierta de la calle Quiroga Ballesteros, con un coste de más de un millón de euros, o los del programa Edusi, que financia la UE, de los que en 2017 solo se ejecutaron 39.829 euros. De hecho de los más de 22 millones de euros captados de Europa en distintos programas, ese año solo se ejecutaron 1,2, de los que casi un millón corresponde a la planta de biomasa de Frigsa.

Entre las partidas de las cuentas de 2017 que destacan por el bajo nivel de ejecución figuran las inversiones en calles y pistas de la zona rural, con 283.824 y 137.001 euros, respectivamente, mientras que solo en las fiestas de Arde Lucus y San Froilán el Concello gastó el doble, 742.680 euros,

La inversión municipal se atasca y solo se gastan 27 euros al año...
Comentarios