viernes. 03.04.2020 |
El tiempo
viernes. 03.04.2020
El tiempo

EL 'BLACK FRIDAY' EN LUGO

Un intenso viernes de carteras rotas

Los lucenses llenaron las tiendas en una intensa jornada de compras que causó retenciones. VICTORIA RODRÍGUEZ
Los lucenses llenaron las tiendas en una intensa jornada de compras que causó retenciones. VICTORIA RODRÍGUEZ
El Black Friday dio rienda suelta un año más al furor consumista con llenos en tiendas y atascos en algunas vías. Hay comercios que extienden los descuentos al fin de semana ya que es una de las mejores campañas del año

No hubo sorpresa y el Black Friday llenó los comercios de Lugo, al igual que los de ciudades de muchas partes del mundo que han importado la jornada de descuentos que nació en Estados Unidos hace años en el sector de la electrónica y acabó extendiéndose a todos los demás. Tampoco en Lugo hay ya apenas sectores que no se hayan subido al carro del Black Friday y este año se incorporaron, por ejemplo, los 222 puntos de venta que tiene Gadis en las comunidades de Galicia y Castilla y León. Algunos reclamos fueron jamones serranos.

En el caso de muchos pequeños comercios, se fueron incorporando al Black Friday muy a su pesar. Sostienen que anticipar tanto las rebajas a la campaña de Navidad o intentar llegar al nivel de descuentos que ofrecen las grandes cadenas de distribución y plataformas de comercio les hace perder dinero. Sin embargo, de una forma u otra, casi todos acaban sumándose a la jornada para intentar que los clientes no se vayan precisamente a ese otro tipo de oferta comercial.

En Lugo, el Black Friday fue de menos a más a lo largo del día. Aunque a primera hora de la mañana ya se apreciaba más actividad de la normal en las tiendas y se veía a gente con bolsas por las calles, las ventas se incrementaron por la tarde e incluso por la noche, ya que el centro comercial As Termas, por ejemplo, estuvo abierto hasta las once.

El centro comercial As Termas  aprovechó la gran jornada de compras para inaugurar su decoración y alumbrado navideños

As Termas aprovechó la jornada para inaugurar su alumbrado navideño, después de que el de la plaza de abastos se encendiera la semana pasada y cuando aún faltan días para que se pueda ver el de la ciudad, el próximo viernes. El tirón de As Termas hizo que en algunos momentos el tráfico en las inmediaciones del centro comercial fuera denso, aunque también en algunos puntos de la ciudad se vivieron atascos.

Entre quienes este viernes dispusieron de algo de tiempo y de dinero para gastar pocos renunciaron a ir de compras. Había quien ya tenía ojeados artículos desde días antes e iba a tiro fijo, lo que provocó más de una decepción porque aunque el Black Friday se anuncia a lo grande, a la hora de la verdad, en algunos casos los descuentos son menores o no llegan a muchos productos.

En otros casos es a la inversa y hay establecimientos que hacen rebajas, aunque sea de una selección de artículos, en días anteriores y posteriores. Algunos comercios llevan toda la semana con descuentos y muchos los extienden al fin de semana. El tirón publicitario del Black Friday es tal que el hecho de que coincida en el último día del mes, cuando muchas economías familiares están ya en numerosos rojos o casi, no impide que las ventas se disparen exponencialmente, por varias razones.

Por un lado, hay quien ahorra o reduce gastos en las semanas previas y quien realmente va a las gangas y, por otro, el final de año es una época de elevado consumo debido a las fiestas navideñas. De hecho, hay quien planifica los regalos de Papá Noel y Reyes y aprovecha para comprarlos en estas fechas, ya que, aunque antes no era así, ahora algunas tiendas dan la posibilidad de hacer cambios después de esas dos fechas. Como todo, el Black Friday acabará mutando, pero a día de hoy parece un fenómeno imbatible.

Un intenso viernes de carteras rotas
Comentarios