viernes. 10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo

Unas inesperadas rebajas de verano en Lugo

Una clienta sale de un establecimiento de la Rúa da Raíña que está con rebajas. XESÚS PONTE
Una clienta sale de un establecimiento de la Rúa da Raíña que está con rebajas. XESÚS PONTE
La campaña estival del comercio arrancó con una semana de antelación a la fecha habitual y una tímida afluencia de público

A más de uno le pilló este jueves el inicio de las rebajas de verano con el pie cambiado. La que es la primera campaña especial del comercio, tras el estado de alarma por la pandemia del nuevo coronavirus, arrancó con unos días de adelanto sobre la fecha que solía ser habitual, el 1 de julio. En la capital lucense las marcas del grupo Inditex y las franquicias se han subido al carro de esa anticipación, en algunos casos ofreciendo descuentos de hasta el 60%. El pequeño comercio lo ha hecho en menor medida.

Precisamente ese adelanto contradice a lo que habían demandado las sectoriales que representan al comercio tradicional, que habían solicitado que se demorase ese inicio para ganar así tiempo con el fin de que los establecimientos pudiesen dar salida en parte al estocaje de los artículos de temporada que acumulan en sus almacenes, antes de tener que abaratar sus precios.

La afluencia en esta jornada inicial de las primeras rebajas de la nueva normalidad fue reducida. No eran posibles las aglomeraciones por la situación sanitaria que se vive, pero tampoco se corrió ese riesgo en algún momento. Los limitados aforos llegaban de sobra. Apenas se vio tránsito de lucenses con bolsas con compras en las calles más comerciales de la ciudad.

COLAS PARA EL GEL. Esta vez los clientes no hicieron cola para acceder a los probadores o para pagar en caja, sino que fue para desinfectarse las manos con el gel hidroalcohólico que estaba disponible a la entrada de los establecimientos.

"La situación es complicada. Hasta finales de este año o principio del próximo no se recuperarán las ventas y, siempre y cuando, no se produzca un rebrote"

Sandra Castro, de Calzados Cortés, afirmaba que acudieron "más clientes que en días pasados", pero reconocía que "no fue como en las rebajas de otros años". Atribuía esa menor respuesta a varios motivos. Por una parte, a que "mucha gente no sabe" que ya empezaron y, por otra, a que hay "miedo" entre la población por la crisis sanitaria, por lo que prevé que "esperará unos días" para volver a los comercios.

"VENTAS MODERADAS". El presidente de la Federación de Comercio de Lugo, José María Seijas, considera que este tímido arranque de las rebajas de verano es un fiel reflejo de las compras "moderadas" que está registrando el sector desde que retomó la actividad tras el confinamiento. "Se veía venir", afirmaba.

José María Seijas explicaba además que esa contenida respuesta de los consumidores se debe al clima de "desconfianza" que existe en la sociedad por la situación económica y la incertidumbre laboral, lo que, a su juicio, provoca que "se retraigan las ventas".

"La situación es complicada. Hasta finales de este año o principio del próximo no se recuperarán las ventas y, siempre y cuando, no se produzca un rebrote", señalaba el presidente de la Federación de Comercio, que asegura que la campaña estival no aliviará en esta ocasión la apurada situación del sector.

Unas inesperadas rebajas de verano en Lugo
Comentarios