Imponen cárcel a dos gorrillas que robaron en un coche cerca del Hula

Aceptaron un año de cárcel y solicitaron la suspensión de la pena, pero la jueza se negó. La Audiencia confirma que deben ir a prisión "por su modus vivendi netamente criminalizado"

                      Intervención policial por un robo en un coche cerca del Hula.
photo_camera Intervención policial por un robo en un coche cerca del Hula.

El juzgado de lo Penal número 1 de Lugo impuso sendas penas de un año de prisión a dos gorrillas que rompieron una ventanilla de un turismo estacionado en las inmediaciones del Hula y robaron varios efectos de su interior. La magistrada se negó además a suspenderles la pena, ya que ambos tenían multitud de antecedentes por diferentes delitos. Los letrados de la defensa recurrieron el fallo ante la Audiencia Provincial, pero el tribunal confirmó la condena porque los acusados tenían "un modus vivendi netamente criminalizado", por lo que tienen que cumplir la pena e ingresar en prisión.

Tal y como quedó recogido en la sentencia, el 17 de diciembre de 2019, los dos acusados, "puestos de común acuerdo y con el fin de obtener un beneficio ilícito", fracturaron la ventanilla derecha de un vehículo que se encontraba estacionado en la vía pública, en las inmediaciones del Hula. Acto seguido, accedieron al interior del mismo y se apoderaron de una tablet de la marca Samsung, tasada en 106 euros, y un bolso que contenía efectos personales de su propietaria y un sobre con unos 200 euros en efectivo. Los daños que ocasionaron los dos hombres en el vehículo fueron tasados en 381 euros.

Por estos hechos, los dos gorrillas fueron juzgados en el Penal número 1 de Lugo, en noviembre de 2022, y las partes llegaron a un acuerdo de conformidad. Los acusados reconocieron los hechos y aceptaron sendas penas de un año de cárcel. Además, en concepto de responsabilidad civil, los dos hombres se comprometieron a indemnizar a la dueña del coche en un total de 687,26 euros por los artículos robados y por los desperfectos causados en el vehículo. Esta cantidad sería abonada en 16 plazos de 40 euros y un último plazo de 47,26 euros.

Recurso

A pesar de que las partes llegaron a un acuerdo, la jueza dispuso en la sentencia que no procedía la suspensión de la pena impuesta, por lo que los letrados de la defensa presentaron un recurso de apelación en este punto ante la Audiencia. El tribunal, aceptó el recurso, pero finalmente le dio la razón a la magistrada del Penal.

La sala explica que los dos hombres tienen a sus espaldas multitud de condenas por delitos como robo con fuerza, hurto, estafa, quebrantamiento de condena o conducción sin licencia. "Su trayectoria delictiva evidencia su falta de motivación por las normas y su tendencia al delito, no siendo razonable esperar -atendida su conducta- que el cumplimiento de la pena privativa de libertad impuesta no resulte necesaria para evitar que incurra en futuros delitos".

La Audiencia concluye que, "ante un modus viviendi netamente criminalizado no cabe responder con una renuncia anticipada a las finalidades de prevención general y especial de la pena". Con estos argumentos, la condena impuesta a los dos gorrillas ya es firme y la tienen que cumplir en un centro penitenciario.

Denuncias por sustracciones, daños y amenazas

Cuando sucedieron los hechos, en 2019, las denuncias de conductores por incidentes con los gorrillas en el entorno del Hula eran una constante. De hecho, la Policía Local de Lugo incrementó entonces la vigilancia y la Policía Nacional montó un dispositivo especial con agentes uniformados y de paisano. Esta situación se prolongó en el tiempo y la actuación de los aparcacoches ilegales continúa siendo un problema para los conductores, que denuncian a menudo sustracciones, amenazas y daños.

Los afectados piden que las administraciones actúen con mayor contundencia ante esta práctica.