domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Imponen dos años al dueño de Caballero Motor por una estafa

Local que acogía las instalaciones del concesionario Caballero Motor, en la Rúa da Pomba. VICTORIA RODRÍGUEZ
Local que acogía las instalaciones del concesionario Caballero Motor, en la Rúa da Pomba. VICTORIA RODRÍGUEZ
Salió absuelto en otros siete casos similares, pero esta vez el juez consideró probado que vendió un coche en depósito y no le dio el dinero al propietario

El Penal número 2 de Lugo impuso una condena de dos años de prisión al que fuera propietario de Caballero Motor, al considerar probado que vendió un coche que había dejado en depósito en su establecimiento y jamás le entregó el dinero a su dueño. La sentencia considera acreditado que el acusado regentaba el citado establecimiento de compraventa de vehículos, sito en la Rúa da Pomba y que, en fecha no determinada, "pero en todo caso anterior al 31 de marzo de 2016", recibió en depósito un vehículo –concretamente un Seat Ibiza– para que lo vendiera en su establecimiento.

Sin embargo,"sin conocimiento ni consentimiento del legítimo propietario y sin intervención alguna de este", el acusado vendió el coche por un precio de 1.350 euros, omitiendo los datos de verdadero propietario en el contrato privado de compraventa y haciendo figurar como vendedor a otro hombre, "que no ha podido ser localizado". El juez señala que el verdadero propietario no recibió el precio pagado por el comprador.

En la vista oral por este caso, celebrada hace casi un año, el acusado explicó que, en el año 2016, tenía un negocio de lavado de coches en la Rúa da Pomba y le alquiló parte de la nave a otra persona. "Eran más de 500 metros cuadrados y este chico no tenía trabajo y me pidió que le dejara meter en la parte de la instalación que estaba libre algunos coches para vender. Acordamos de palabra que me iba a dar una comisión por cada venta, pero nunca me llegó a entregar nada. Yo no participé en ningún negocio de compraventa de vehículos. Solo me dedicaba al lavado de coches y al cambio de aceite. De hecho", dijo, "a raíz de todo el lío que montó ese chico, yo tuve que cerrar la empresa".

El acusado reiteró su inocencia y recordó que ya había sido absuelto en otros juicios por hechos similares. "Llevo ya ocho juicios, con este, y en los otros siete salí absuelto. Además, varias denuncias fueron archivadas", recordó ante el juez. En este caso, sin embargo, el magistrado del Penal 2 lo condenó y la Audiencia Provincial confirmó la pena. "Quedó probado que el ni el denunciante ni el comprador firmaron el contrato y solo cabe entender que fue el denunciado quien materializó la operación al margen del dueño del vehículo, quien se enteró de la operación cuando comenzó a recibir multas pese a creer que el vehículo aún estaba en el negocio del acusado para su venta", alega.

Imponen dos años al dueño de Caballero Motor por una estafa
Comentarios