Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

"I could send you the information in a correo electrónico"

Turistas visitando el centro histórico de Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Turistas visitando el centro histórico de Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ

Los museos de Lugo pasan en general la prueba de inglés, pero fltan serviios en este idioma para los turistas

 Para ganarse a un turista se necesita amabilidad e información clara. Las personas al otro lado del teléfono deben estar preparadas para afrontar las dudas y curiosidades de los futuros visitantes de la ciudad, sobre todo cuando dudan si visitar Lugo o no. Los responsables pasan la prueba de idiomas, pero la ciudad suspende en servicios para los turistas.

En la vieja cárcel una empleada muy amable responde en inglés con alguna dificultad a un turista ficticio, pero es capaz de transmitir la información sobre los horarios de tours en el edificio. Las dificultades llegan cuando intenta explicar la relevancia histórica de la cárcel. El problema aumenta si se piensa que el espacio histórico no cuenta con letreros informativos en inglés.

El turista continúa preguntando a otros centros de cultura de la ciudad. En la Casa dos Mosaicos el nivel de atención es bueno. El encargado no tiene mal nivel y habla con fluidez, aunque el nivel de expresión oral podría ser mejor. La atención, así como la explicación de cada uno de los detalles cuestionados fue correcta. Indica al posible que llame a la Oficina Municipal de Turismo para obtener más detalles sobre su posible viaje. Algo similar a lo que sugirió una empleada muy amable del Museo Arqueológico de San Roque que hablaba con fluidez.

En la oficina de turismo la interlocutora, muy dispuesta  explica que habla "a little" —un poco — de inglés. No tarda nada en comentar la gran cantidad de museos con los que cuenta la ciudad y que solo dos son de pago, aunque cuesta un poco más explicar los contenidos de cada uno o la zona para comer para que lo entienda un turista.

Al preguntarle por los tours comenta que algunos son gratuitos y otros de pago, pero la distinción no parece muy clara. El problema más grave se revela rápidamente, ninguno es en inglés, una barrera enorme para que un extranjero de paso conozca la ciudad. Los servicios en inglés son escasos también en los museos. El Centro de Interpretación de la Muralla sí que cuenta con vídeos en inglés, pero no los otros centros culturales, otra barrera más. La empleada desea mandar un correo con toda la información, pero se olvida la palabra en inglés. "I could send you a ‘correo electrónico’", explica la experta en turismo que con ayuda del turista recuerda que la palabra que busca es e-mail.

ALOJAMIENTO INGLÉS. Los hoteles demuestran que viven de los turistas. Las recepcionistas del Gran Hotel y el Hotel Méndez Núñez, mostraron una atención en inglés impoluta. Ambas explicaron precios, horarios, fechas y localizaciones. Sin embargo, en el sector privado tampoco se ofrecen visitas guiadas para turistas de ningún tipo. La ayuda se limita a mapas y explicaciones para encontrar los puntos de interés.

"I could send you the information in a correo electrónico"
Comentarios