domingo. 17.11.2019 |
El tiempo
domingo. 17.11.2019
El tiempo

El Hula diagnostica la mayor serie de pacientes alérgicos al pelo de vaca de España, con 34 casos

2019110811515893800
2019110811515893800
La investigación de Luis Alfredo González determina que la mayoría están sensibilizados ante una proteína presente en la orina y que resultaba anecdótica en otra serie de animales. El hallazgo podría llegar a implicar cambios en la vacuna

Alergología del Hula ha diagnosticado 34 casos de alergia al epitelio de vaca, una enfermedad ocupacional que afecta fundamentalmente a ganaderos, productores de leche y también a veterinarios. Se trata de la mayor serie descrita en España, lo que se explica por la gran tradición ganadera de la provincia lucense.

Se trata de una enfermedad ocupacional que afecta fundamentalmente a ganaderos y, en menor medida, a veterinarios

La investigación del especialista Luis Alfredo González ha logrado además determinar una cuestión de gran relevancia para su campo de investigación: la mayor sensibilización de estos pacientes a una proteína presente en la orina. Ese hallazgo podría implicar cambios en la vacuna que se administra a estos alérgicos, con ajustes para que también esté presente ese alergeno que, hasta ahora, no se había encontrado en otras series de casos de otras zonas geográficas o solo de forma anecdótica.

El doctor González -que presentará estos hallazgos en el congreso gallego de la especialidad que comienza hoy en el Eurostars Gran Hotel- explica que la primera serie publicada en Europa de alérgicos a pelo de vaca fue la de Finlandia, cuarto país del continente en número de cabezas de ganado vacuno, después de Francia, Alemania y Reino Unido. España es el quinto.

En el caso de los finlandeses, el principal alérgeno era una proteína llamada lipocalina Bos d2, que está presente en la caspa del animal y que se utiliza para el transporte de feromonas.

El estudio lucense reúne a pacientes diagnosticados desde el año 2000 y hasta este mismo año. De parte de ellos se conservaban sueros congelados. En concreto, de 17 se pudo analizar sangre cuando los pacientes no habían recibido todavía ninguna vacuna, es decir, sin ningún tipo de inmunización, lo que resulta clave para observar ante qué proteínas reaccionaban.

El doctor González explica que se aplicó la técnica de inmunoblotting, con el objetivo de identificar exactamente las proteínas que actuaban como alérgenos. Para ello es preciso enfrentar los sueros de los pacientes con la saliva, caspa y orina de vaca y toro, para lo que se contó con la colaboración de la facultad de Veterinaria. La mayoría de casos reaccionaban a la misma proteína que los filandeses, la lipocalina Bos d2, presente en la caspa del bovino.

Sin embargo, también se aplicó a esos sueros la técnica proteómica, en colaboración con la Fundación Jiménez Díaz, que permite una relación aún más exhaustiva de las proteínas presentes y de su cantidad. Gracias a ella se determinó que la mayoría de pacientes estaban sensibilizados ante la llamada OBP (odorant biding protein), algo que no había sido encontrado en la serie de Finlandia.

«Es una proteína que también transporta el olor y que está presente en la orina. Es además hidrofóbica, lo que implica que repele el agua», apunta el doctor González, que admite que no está claro por qué los pacientes lucenses muestran esa sensibilización en concreto. «Es difícil de llegar a saber. Puede deberse a la expresión genética de la vaca. Puede que, en el caso de Finlandia, se analizase la sensibilización al epitelio pero no a la orina», dice.

En cualquier caso, reconoce que puede tener implicaciones para las vacunas que reciben estos pacientes. «Por lo menos, se tendrá que verificar que el alérgeno está presente en la vacuna», explica. Hasta el momento, como no se había descrito como un alergeno principal no lo estaba.

Pese a todo, el especialista en Alergología del Hula reconoce que el 80% de los pacientes a los que se había administrado la vacuna les había resultado eficaz. «Ese porcentaje se podría incrementar si se tuviese en consideración también la OBP», apunta.

Los pacientes tienen entre 30 y 60 años, lo que cabe esperar de una enfermedad ocupacional, que se manifieste durante la vida activa. El 100% de ellos tienen rinitis alérgica y un 47% asma bronquial a causa de la alergia.

Además de presentar los hallazgos en la reunión de la sociedad profesional, está previsto que se incluyan en un artículo.

El Hula diagnostica la mayor serie de pacientes alérgicos al pelo...
Comentarios