viernes. 18.06.2021 |
El tiempo
viernes. 18.06.2021
El tiempo

El Hula amplía la atención a infartos con una sala de Electrofisiología actualizada

Colocación e un desfibrilador sin cables en una de las salas de Electrofisiología del Hula. AEP
Colocación de un desfibrilador sin cables en una de las salas de Electrofisiología del Hula.
La incorporación de un nuevo equipo esta misma semana aumentará la capacidad de Cardiología para atender las arritmias pero también permite contar con una segunda sala para hacer hemodinámica si la primera está ocupada

El Hula contará con una sala de Electrofisiología y Hemodinámica en la que se podrán hacer indistintamente procesos de una u otra especialidad. Cardiología acaba de recibir un equipo con el que actualizar el primer arco de Electrofisiología con el que contó y, cuando rematen las obras, aumentará su capacidad en la atención de arritmias pero también en la de los infartos.

El servicio dispone actualmente de dos salas de Electrofisiología y una de Hemodinámica. De las primeras, la que ahora está en obras, se estaba usando poco ya que se había quedado desactualizada con respecto a la otra. Según reconoció el jefe de servicio, Carlos González Juanatey, cada vez hay más demanda de procedimientos de Electrofisiología. En el Hula se colocan al año una media de 400 marcapasos y se hacen unos 200 estudios electrofisiológicos, además de un centenar de ablaciones cardíacas, una intervención para destruir la parte de tejido del corazón que provoca un ritmo cardíaco anormal. El servicio cuenta con dos cardiólogos electrofisiólogos.

Por otra parte, también aumenta la demanda de los de Hemodinámica. Unos 1.600 pacientes pasan al año ahora por esa sala intervencionista, en la que ejercen cuatro cardiólogos hemodinamistas, la última de ellos formada dentro del propio equipo.

En esa situación, una sala que sirva para ambos procedimientos resulta muy útil para atender esa creciente demanda. El gerente del área sanitaria, Ramón Ares, recordó que la puesta a punto de esa sala supone una clara mejora en las dotaciones del centro. Se podrá utilizar para colocar dispositivos frente a las arritmias, pero también para la atención al infarto o para cateterismos programados.

La nueva instalación favorecerá que, si la sala de Hemodinámica con la que ahora cuenta el centro sufre algún problema y no se puede usar mientras se solventa, se cuente con otra donde realizar esas intervenciones.

Además, si está ocupada con un paciente que está recibiendo un cateterismo y llega otro con un infarto agudo de miocardio, se le podría pasar a esa sala para realizarle una angioplastia.

Por otra parte, también tendrá mucha utilidad para Electrofisiología. Hasta ahora, en esa sala, de capacidades más limitadas, era en la que se hacían los estudios electrofisiológicos de diagnóstico, unos 200 anuales, de los que 100 desembocan en una ablación para detener la arritmia. Mientras, en la otra, era en la que se colocaban dispositivos, pero ahora, al aumentar la capacidad con la actualización del equipo, se podrá hacer en ella más rango de actuaciones.

Eso tiene especial interés si se tiene en cuenta que algunas intervenciones de electrofisiología, como por ejemplo las ablaciones de fibrilación auricular, que el Hula comenzó a hacer el año pasado y que, por su duración, ocupan la sala durante toda una jornada laboral. En la segunda se podrían seguir colocando marcapasos u otros dispositivos.

CARDIOLOGÍA. El servicio de Cardiología del Hula es uno de los que más se ha desarrollado desde la apertura del nuevo hospital, que este año cumple diez años de funcionamiento. Incorporó Hemodinámica, inicialmente en horario de mañana; después, desde las diez de la noche y, finalmente, desde mediados de febrero del 2019, las 24 horas del día.

Además creó la primera unidad de rehabilitación cardíaca de Galicia, iniciativa que se extendió después a otros hospitales de la comunidad y, también desarrolló su área de Electrofisiología, hasta el punto de que en la actualidad es una unidad que realiza todos los procedimientos incluidos en cartera.

Además, esta unidad ha ido poco a poco sumando nuevos tipos de dispositivos, como el marcapasos sin cables. De estos, el equipo de la doctora Juliana Elices colocó el primero en verano de 2020 y el Hula se convirtió en el segundo hospital gallego en hacerlo, después del hospital Clínico de Santiago de Compostela.

El Hula amplía la atención a infartos con una sala de...
Comentarios