martes. 01.12.2020 |
El tiempo
martes. 01.12.2020
El tiempo

El hotel que se iba a levantar en la calle San Froilán, en duda por el coronavirus

Iván Álvarez Merallo trabaja sobre el terreno. A.T.
Iván Álvarez Merallo trabaja sobre el terreno. A.T.
El empresario Manuel Gómez sopesa ahora la idea de su construcción dada la delicada situación del sector hostelero

La crisis sanitaria que paralizó la actividad económica hizo que muchos emprendedores se replanteasen seriamente sus iniciativas a corto y medio plazo.

El empresario lucense Manuel Gómez, gerente del Hotel Asador Coto Real, en Rábade, observa cómo su proyecto de edificación de un hotel en la calle San Froilán, en pleno centro de Lugo, se ve amenazado por un giro inesperado de los acontecimientos provocado por la pandemia del Covid-19. Precisamente, las obras en el solar se vieron suspendidas por el parón forzoso de los sectores considerados no esenciales. A esta situación, se añade ahora el hallazgo de vestigios de un yacimiento romano tras efectuar los trabajos de limpieza del terreno.

"Mi intención era la de construir un hotel con 48 habitaciones en este solar, pero la situación actual provocada por el Covid-19 igual me hace cambiar de idea", comentaba este empresario hostelero, nada más llegar al solar para contemplar la evolución de los trabajos en este nuevo yacimiento arqueológico.

Manuel Gómez aseguraba ayer que los planos iniciales del futuro hotel incluirían la edificación "de cuatro plantas y de un sótano reservado para el aparcamiento" privado de los clientes del complejo hotelero local.

La firma Construcciones Aldariz Ferreiro es la empresa concesionaria encargada de levantar esta edificación, un proyecto ambicioso que de momento se mantiene en el aire por culpa del Covid-19.

Las obras dejan a la luz vestigios de un taller de alfarería datado entre los siglos III y V

2020061811594084900Los trabajos de desescombro que se llevaron a cabo durante las dos últimas semanas en el solar sobre el que se proyecta un nuevo hotel en la calle San Froilán arrojaron el descubrimiento de un nuevo yacimiento romano (en la imagen, la rueda de un torno).

Se trata de un taller de alfarería, una parte del muro que lo rodeaba y un ‘intervallum’, un espacio de tránsito de soldados pegado a la muralla. "Aínda non estamos seguros, pero calculo que podería tratarse dun obradoiro de oleiría que tivo actividade entre os séculos III e V do baixo imperio romano", aseguraba este miércoles Iván Álvarez Merallo, arqueólogo contratado por el propietario del solar para realizar un estudio sobre el terreno de los restos encontrados.

"De momento atopamos dúas rodas procedentes do torno dun artesán e un forno para a fabricación destas pezas de barro", matiza Álvarez Merallo, que también cuenta con la ayuda del arqueólogo del Museo Provincial de Lugo, que el miércoles recopilaba restos de madera para analizar la fecha de fabricación de los objetos encontrados.

"Hai moitas pezas de arxila, tamén algunha ferramenta de carpinteiro, pero isto é todo o que hai. Arrasaron con todo" asegura Iván Álvarez Merallo.

El hotel que se iba a levantar en la calle San Froilán, en duda por...
Comentarios