martes. 22.09.2020 |
El tiempo
martes. 22.09.2020
El tiempo

La hostelería se reactiva en Lugo con la apertura de más locales

Un hostelero vilalbés, ante la mampara. M. R.
Un hostelero vilalbés, ante la mampara. M. R.
Cafeterías y bares, fundamentalmente, reabrirán el lunes si se pasa a la fase 2 y algunos locales fueron acondicionados con mamparas ► Otros muchos establecimientos esperarán hasta junio para volver ante las dudas de que les resulte rentable abrir con el 40% del aforo

La hostelería lucense mantiene su incesante lucha por reflotar su economía con la reapertura el próximo lunes de numerosos establecimientos por toda la provincia si se pasa a la fase 2. Otros, sin embargo, aguardarán a junio para reanudar la actividad laboral, sobre todo los restaurantes. 

En la capital el porcentaje está muy repartido. En zonas como las de Recatelo o A Ponte serán mayoría los locales que abran sus puertas, mientras que en la Avenida das Fontiñas ocurrirá el caso contrario, y la inmensa mayoría de bares, cafeterías y restaurantes no subirán las rejas de sus negocios hasta el próximo mes. 

El gremio local dará un nuevo paso hacia la reactivación del sector con la ampliación de espacios para colocar terrazas gracias al acuerdo entre la Apehl y el Concello de Lugo. 

Cheché Real, presidente de la Apehl, asegura que "las ganas de abrir de los profesionales y el buen tiempo animó a que algunos locales abriesen esta semana. La incidencia del tiempo será un punto a tener en cuenta a partir del lunes, aunque por las consultas que hice con profesionales del sector muchos optarán por la prudencia y no abrirán hasta junio", dice.

El máximo representante de la Apehl se ciñe a las condiciones impuestas por el Gobierno para que los locales de hostelería puedan concretar la rearpetura. 

"No puedes trabajar la barra, solo permiten hacerlo en sala a un 40 por ciento de capacidad, pero a este espacio hay que añadirle el que ocupan las mesas. Así que es complicado. Ante la duda, hay gente que preferirá quedarse como está", comenta Cheché Real. 

Algunos locales aprovecharon el cierre para reformar y adecuar sus instalaciones a la nueva normativa. La arrocería Os Cachivaches acometió una importante renovación interior "sobre todo en la zona de la barra. En el comedor tendremos una capacidad de unos 60 comensales", explica Armando Méndez, gerente del restaurante, quien confirmó la reapertura de su arrocería para el 1 de junio.

En A Fonsagrada, un clásico como el Cantábrico también esperará hasta junio, aunque otros pequeños locales, sobre todos los que no tienen empleados o tienen pocos, sí volverán, al igual que en Baleira y en otros municipios.

En la comarca chairega reina la "prudencia" y ante las dudas sobre la normativa son muchos los hosteleros que apuestan por esperar y no abrir sus puertas el lunes si se pasa a la fase 2.

Los que ya abrieron las terrazas son los que tienen menos dudas a la hora de tomar la decisión, igual que los que tienen locales de unamayor superficie. 

En Vilalba, al Cristal, el Estudiante o el Pravia, se sumarán a partir del lunes el Porrás, la Taberna de Míchel, el Marita o el Centro, a los que se unirán más bares del casco urbano. "La terraza funciona muy bien. Vamos a abrir dentro porque tenemos mucho espacio", explican desde el Pravia. 

Algunos restaurantes ya tienen fecha fijada, como el Montero, que lo hará el día 29, o el Nova Ruta, que se pondrá en marcha el 1 de junio. Otros aún no lo tienen claro como el Lar Os Píos. Y son pocos, como la cervecería Lembranzas, los que empezarán a servir en el comedor este lunes. "Vai ser difícil controlar o aforo e a xente terá que esperar na rúa mentres limpamos as mesas para poder pasar", explican en este local vilalbés, que colocará pantallas en la barra. 

El restaurante Roma, en Sarria, abrirá sus puertas el lunes, aunque lamenta no conocer todavía las condiciones en las que lo tendrán que hacer. "Non sabemos a capacidade que rexirá, non se saberá ata o sábado, a última hora", señala José Manuel Fontal.

Por el contrario, el restaurante del hotel Alfonso IX seguirá cerrado y no prevén ponerlo en marcha hasta junio. En la misma situación está el restaurante A Veiga de Samos, donde abrirán en julio. 

En Chantada, el matrimonio que regenta el histórico Bar Penelas empezará a trabajar el lunes después de más de dos meses. En Monforte, por ejemplo, la Cafetería Cardenal seguirá idéntico camino, tras abrir la terraza y el reparto a domicilio. 

En A Mariña, el restaurante Nito, en Viveiro, y el Hotel Ego, en Area, retoman la actividad el lunes, al igual que ya hiciera el sábado la terraza del Hotel Urban. 

Por el contrario, en el municipio de Ribadeo está descartada una apertura masiva por los problemas que presentan los locales de los cascos históricos, donde casi ningún bar va a abrir por las restricciones que tienen de aforo. 

El caso se repite en Mondoñedo y Foz. Burela presenta unas características sensiblemente diferentes en el sentido de que hay locales que disponen de más espacio y ahora podrán aprovecharlo a nivel de bar y de restauración.

La hostelería se reactiva en Lugo con la apertura de más locales
Comentarios