martes. 13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo

La hostelería se lanza a cumplir las normas para evitar más cierres

Un bar de la Praza Maior. SEBAS SENANDE
Un bar de la Praza Maior. SEBAS SENANDE
Tras los avisos recibidos en la jornada de reapertura, los hosteleros precintaron este domingo mesas en las terrazas y respetaron a rajatabla el aforo

El fin de semana llegó soleado a la capital lucense y la reapertura de los establecimientos de hostelería resultó un éxito. Tanto, que los aforos y las restricciones pasaron a un segundo plano y la relajación hizo saltar todas las alarmas. De hecho, el sábado, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo (Apelh), Cheché Real, urgió a los empresarios a cumplir escrupulosamente las normas para evitar que el sector se vea abocado a otro cierre, «lo que sería catastrófico», advirtió. Real señaló además que ya había recibido avisos, tanto de la Xunta como de la Subdelegación del Gobierno, porque se superaban los aforos permitidos y se incumplían las normas de distancia y el uso de las mascarillas.

Ante esta situación, los cuerpos policiales recorrieron el sábado los locales de hostelería de la ciudad para realizar una labor informativa y comunicar que, desde el domingo, se sancionarían todas las infracciones sin excepción. Los hosteleros tomaron nota de las advertencias y el toque de atención no cayó en saco roto. De hecho, los locales instalaron este domingo sus terrazas al completo y precintaron el 50% de las mesas, para dejar patente de este modo que se cumplían los aforos y las distancias de seguridad. En el interior, también delimitaron el 30% que podía ocupar la clientela, inhabilitando el resto del espacio.

Estas medidas hicieron que muchos clientes tuvieran que esperar pacientemente para hacerse con una mesa en la que poder disfrutar de una consumición. Pero a pesar de la espera, las medidas fueron bien recibidas por los ciudadanos. "No encontramos sitio para sentarnos y pedimos una caña para tomarla en un banco mientras esperábamos, pero no nos sirvieron. El camarero nos dijo que nos iban a sancionar a nosotros por beber en la calle y a él por servirnos. La verdad es que pensamos que no habría problema por tomar algo solos cerca del parque, pero nos parece muy bien que los hosteleros sigan las normas a rajatabla", comentaba una pareja en Campo Castelo.

Por su parte, las fuerzas y cuerpos de seguridad también cumplieron intensamente con su labor e intensificaron la vigilancia durante la jornada del domingo. Tanto la Policía Local, como la Nacional y la Autonómica, recorrieron las zonas de la capital en las que se concentra la mayor parte de los locales de hostelería y sancionaron a varios clientes por relajarse en el uso de la mascarilla y por no respetar el límite de cuatro personas no convivientes por grupo.

 Los cuerpos policiales intensificaron la vigilancia y sancionaron a viandantes y clientes de locales por relajarse en el uso de la mascarilla 

MULTAR POR MULTAR. Algunos ciudadanos aplaudieron el control policial, mientras que otros criticaron el exceso de celo por parte de los agentes. "Me sancionaron por estar unos minutos sin la mascarilla en una terraza. Estaba solo en una mesa y las tres mesas que me rodeaban estaban precintadas. Me bajé la mascarilla para beber la consumición y enseguida llegaron dos agentes y me pidieron el DNI para sancionarme, sin previo aviso. Me parece muy bien que velen por el cumplimiento de las normas, pero tendrían que analizar cada situación y no multar por multar. No es lo mismo que se junten seis personas durante una hora sin mascarilla, que bajarla dos minutos estando solo. Después hacen la vista gorda en otra cosas", criticaba un lucense en la Praza Maior.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesañaque llamó a la responsabilidad de los hosteleros y de los ciudadanos en general—, recordó que "el principal criterio rector debe ser el de la prudencia", dejando en manos de la población la evolución de unas restricciones que nadie ansía, pero que han demostrado su efectividad.

La hostelería se lanza a cumplir las normas para evitar más cierres
Comentarios