jueves. 05.08.2021 |
El tiempo
jueves. 05.08.2021
El tiempo

Hospitalizado con neumonía por covid un lucense que se había negado a vacunarse

Una enfermera extrae una dosis de un vial de la vacuna contra el covid de Pfizer. MARCIAL GUILLÉN (EFE)
Una enfermera extrae una dosis de un vial de la vacuna contra el covid de Pfizer. MARCIAL GUILLÉN (EFE)
El hombre de 66 años que tuvo miedo a ser inmunizado lleva en el Hula desde el domingo

No es negacionista ni tiene convicciones antivacunas, es solo un hombre que viendo las informaciones sobre algunos inyectables prefirió no atender el mensaje de Sanidade y decidió no ir a vacunarse.

Este lucense de 66 años, que prefiere mantener el anonimato, presentaba este martes una neumonía bilateral por covid-19. Ingresó en la planta de infecciosas del Hula el pasado domingo, desde donde contesta por teléfono haciendo pausas al hablar.

"Estoy arrepentidísimo. Fue un grave error", admite. Cuando recibió la citación, desistió de ir porque estaba lleno de dudas. "No me vacuné por las cosas que escuché y leí en los medios de comunicación. Había versiones muy contradictorias, información muy dispar", apunta.

Para su edad, en el tramo de 65 a 69 años, las autoridades sanitarias dispusieron varias opciones de vacuna. En esos días se hablaba mucho precisamente de los trombos que causaba AstraZeneca en España y otros países europeos, sobre todo en edades inferiores a los 60 años. Él, como ya no acudió, no sabe cuál es la que le iban a suministrar.

Este hombre optó por no correr ese ínfimo riesgo que supone recibir el inyectable. "A mi hijo se lo contagió un amigo y después él me lo contagió a mí", relata apesadumbrado.

Explica que no es antivacunas, ni está en contra de ellas y que, desde luego, no es de los que cree que la enfermedad es más llevadera que los efectos de la inmunización, como defienden muchos negacionistas. "Por supuesto que tenía miedo a la enfermedad, claro que sí", admite rotundo.

"Estoy arrepentidísimo, fue un grave error", dice el paciente"

Pero fue la información en apariencia contradictoria lo que le hizo tomar esa decisión. "Que si esta vacuna producía trombos, la otra también… todas daban miedo", dice con la voz cansada porque le cuesta respirar por la infección del coronavirus.

Los cambios en la indicación tampoco ayudaron. "Primero recomendaban una para un grupo de edad, después otra… El Gobierno no se aclaraba", explica.

Tiene amigos y familiares que decidieron vacunarse y otros que no. "Había más gente que no lo tenía claro", recuerda y, con respecto a si le recomendaban a él que lo hiciese asegura que "unos sí y otros no", que, de todas formas, en su casa "cada uno toma sus propias decisiones".

Ahora, postrado en una cama del Hula, anima "a todos que se vacunen". La campaña de vacunación sigue en marcha y, a los que todavía están por recibir su cita, les llama a acudir. "Diría a la gente que se vacune, que no haga el tonto como hice yo, se lo diría así con esas palabras", apunta. "Con la vacuna que sea que le pongan", añade.

Dice que se encuentra mal, que está con oxígeno, que se cansa y que le cuesta respirar. No resulta fácil verse así, a alguien como él que siempre ha sido "una persona muy activa" que se encontraba "perfectamente" antes de infectarse con el SARS-CoV-2.

Hospitalizado con neumonía por covid un lucense que se había negado...
Comentarios