martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

Hospitalización a Domicilio del Hula completó la cobertura del área centro de la provincia

Equipo de Hado saliendo de la residencia de Outeiro de Rei tras atender a pacientes. XESÚS PONTE
Equipo de Hado saliendo de la residencia de Outeiro de Rei tras atender a pacientes. XESÚS PONTE
Los equipos pueden llegar ya a las casas de 200.000 lucenses, después de que se ampliase personal recientemente

Hospitalización a Domicilio del Hula sumó recientemente dos nuevos equipos de médico y enfermera, dentro de la estrategia específica de la Consellería de Sanidade para estos servicios, lo que le permitió ampliar su cobertura a toda el área centro de Lugo. Gracias a esta nueva extensión, 200.000 pacientes de la zona tienen ya la posibilidad de recibir en su casa la administración de tratamientos y cuidados hospitalarios.

Hado del Hula ha cumplido 25 años de existencia en este 2021 con un importante crecimiento de actividad, al sumar Friol, Guitiriz, Begonte, Vilalba, Abadín, Cospeito, Meira, Pol, A Pastoriza y Baleira a la lista de municipios a los que da cobertura. En sus orígenes, el servicio echó a andar en el hospital Xeral-Calde con dos médicos y dos enfermeras e inicialmente trabajando solo en el término municipal de Lugo. Como la mayoría de la población del distrito centro se concentra en la capital, implicaba un grado de cobertura del 49%.

Con el tiempo aumentó paulatinamente de personal y extendió la atención a los concellos limítrofes -Outeiro de Rei, Castro de Rei, Rábade, Guntín, Castroverde y O Corgo- lo que implicó alcanzar una cobertura del 55%. El traslado al Hula supuso la fusión con el servicio de Cuidados Paliativos pero los mayores incrementos en cobertura se han dado en los últimos dos años. En marzo de 2020, apenas una semana antes de que se declarara el estado de alarma a causa de la pandemia de covid-19, empezó a prestar atención en Sarria, Láncara, O Páramo, Paradela, Palas de Rei, Antas de Ulla, Monterroso, Portomarín, Taboada y Baralla. Durante ese primer año de pandemia los ingresos que tuvo el servicio fueron 812 y, de ellos, 120 fueron de pacientes que residen en esos municipios recientemente incorporados.

El servicio comenzará en enero a administrar quimioterapia e inmunoterapia en las viviendas de algunos pacientes

A lo largo del 2020, además, este servicio se hizo cargo de la atención a más de 600 pacientes con covid-19 institucionalizados, trasladándose junto con personal de Geriatría y de Enfermedades Infecciosas a las residencias de mayores donde vivían para atenderlos in situ. Además de incrementar el radio de atención, Hado ha desarrollado varios planes de futuro que empezarán a aplicarse a comienzos de 2022.

INMUNOTERAPIA. Para el mes de enero está previsto que comience la administración de quimioterapia e inmunoterapia domiciliaria, en colaboración con el servicio de Oncología del Hula. Inicialmente se podrá llevar el tratamiento a la casa de un grupo de pacientes muy seleccionados, receptores de un tipo concreto de inmunoterapia y que hayan recibido al menos tres sesiones de ese fármaco en el hospital de día de Oncohematología del Hula sin efectos adversos. La idea es que, con el tiempo, ese grupo de pacientes se pueda ampliar a más tipos de fármacos y pacientes.

Además, el servicio tiene intención de ampliar su plan de gestión de procesos a pacientes paliativos con insuficiencia cardíaca y enfermedad renal crónica. Este programa -que pone en contacto a enfermos y familiares con una enfermera gestora de procesos que se encarga de facilitar la atención, remitiendo al profesional que mejor pueda asistirles en ese momento-, ya está ahora mismo en marcha para otros perfiles de enfermos con tratamiento paliativo, como los oncológicos o los que tienen Epoc.

Los hospitales de Burela y Monforte cuentan también con Hado

El servicio de Hado resultó clave para evitar ingresos en los momentos más duros de la pandemia. La hospitalización a domicilio permite o bien acortar ingresos que de otro modo se prolongarían porque el paciente sigue precisando un tipo de atención o tratamiento que se presta en los hospitales o bien directamente evitarlo. No todos los ingresos son susceptibles de hacerse en el domicilio, evidentemente, pero sí muchos o al menos parcialmente.

La posibilidad de seguir funcionando en un momento en el que se debían evitar movimientos innecesarios o visitas al hospital que no fueran imprescindibles sirvió para que muchos pacientes pudieran quedarse en casa pero recibir aún así la atención que precisaban.

En la provincia operan servicios de Hado, además de en el Hula que es el más veterano, en los hospitales de A Mariña y Monforte. Este último lleva cuatro años en marcha y da servicio a Monforte, Bóveda, Pantón, O Saviñao, Sober y Pobra de Brollón. El 48% de sus pacientes a lo largo del 2020 fueron personas que viven en residencias de mayores. El resto de los pacientes fueron derivados en un 26% de los casos por el servicio de Medicina Interna y en un 11% por Atención Primaria.

Los equipos de A Mariña suelen realizar unas diez mil visitas al año a los pacientes de su zona, de las que unas siete mil son para proporcionar cuidados de Enfermería. La Hospitalización a Domicilio de Burela fue la segunda en ponerse en marcha en la provincia y lo hizo hace ocho años.

Hospitalización a Domicilio del Hula completó la cobertura del área...
Comentarios