lunes. 20.01.2020 |
El tiempo
lunes. 20.01.2020
El tiempo

El hospital privado Polusa abrirá en enero la tercera Uci de la provincia

Instalaciones de la Uci de Polusa, con el equipo al fondo. EP
Instalaciones de la Uci de Polusa, con el equipo al fondo. EP
Contará con una plantilla de cinco médicos y cuatro enfermeras para cinco camas y una ocupación media prevista de dos pacientes al día

El hospital privado Polusa contará, a partir del 1 de enero, con la tercera Unidad de Cuidados Intensivos (Uci) que estará operativa en la provincia. Hasta ahora solo el Hula y el hospital de Burela disponían de una, ya que, aunque el de Monforte cuenta con el espacio físico para ella, en realidad no la tiene en funcionamiento y los pacientes de la zona que necesitan ese tipo de asistencia son trasladados a Lugo.

Polusa llevaba tiempo estudiando la posibilidad de prestar atención intensiva, un tipo de servicio que tiene inmediatas consecuencias en otros, como la posibilidad de realizar cirugías más complejas. Ahora ya cuenta con la correspondiente acreditación oficial por parte de Inspección Sanitaria para ponerla en marcha.

La unidad contará con una plantilla de cinco médicos y cuatro enfermeras, que se harán cargo de las cinco camas de las que dispondrá. Al frente del equipo —integrado por especialistas en Medicina Intensiva, Anestesia y Reanimación— estará Óscar Saornil, que hasta el mes pasado trabajaba en la Uci del Hula, donde tiene su plaza. Explica que ha decidido dejar la sanidad pública por el momento porque el de Polusa le parece un proyecto muy interesante y porque cree que, en una actividad como la suya, conviene "tener dedicación exclusiva".

Para Polusa, contar con una Uci implica que "pacientes que antes eran derivados al Hula ante la más mínima desestabilización podrán ingresar en la unidad"

La ocupación media que se prevé para la nueva unidad será de dos pacientes al día, aunque puede incrementarse en función de las nuevas intervenciones que se hagan en el hospital y también los nuevos pacientes del área médica que puedan ser atendidos en ella. El doctor Saornil explica que, para Polusa, contar con una Uci implica que "pacientes que antes eran derivados al Hula ante la más mínima desestabilización podrán ingresar en la unidad".

El gerente del centro, Javier Atanes, también destaca esa ventaja. "Ahora tenemos más garantías en el caso de afrontar complicaciones clínicas de los pacientes ingresados y, además, damos un salto cualitativo en cuanto a la posibilidad de asumir urgencias de politraumatismos y accidentes de tráfico, deportivos o laborales, que antes se derivaban al Hula". De la misma forma, hace hincapié en que, a partir de la entrada en funcionamiento de la Uci, el hospital podrá "asumir intervenciones quirúrgicas más complejas, con cirugías de mayor envergadura".

Atanes apunta también que esta ampliación de los servicios del centro ha requerido de una importante inversión. "El mayor coste es el derivado del personal. Esta unidad debe ser atendida por entre ocho y diez personas para dar un correcto servicio a los pacientes. Aunque la Unidad está preparada para tener hasta 5 pacientes de cuidados críticos, la media de ocupación prevista es de dos pacientes diarios", explicó.

La Uci del Polusa estará situada en el área quirúrgica del hospital y comunica de forma directa con los quirófanos.

Más traumatismos de accidentes 
La apertura de la Uci de Polusa podría modificar en cierta medida la derivación de los casos de accidentes de tráfico. Hasta ahora, el personal de la ambulancia que acude a socorrer a un herido en un siniestro valora su gravedad. Si estima que se trata de un problema leve, lo lleva a uno de los dos centros concertados: Polusa y Ollos Grandes. Cuando se trata de un traumatismo grave, lo traslada al Hula. 

El doctor Saornil señala que la unidad del Polusa estará en condiciones de atender a heridos de mayor complejidad, víctimas de politraumatismos que antes ingresaban en la Uci del Hula. 

De Uci a Uci 
Incluso podría llegar a darse la situación de que un paciente que sea trasladado al Hula para recibir una cirugía que no se pueda hacer en otro centro e ingresado en Uci acto seguido pueda ser derivado a la Uci del Polusa una vez se haya estabilizado. 

Cabe recordar que la asistencia sanitaria de las personas heridas en accidentes de tráfico corre a cargo de las mutuas de seguros y no de la Seguridad Social, con independencia de dónde se preste esa atención. 

Material y organización 
En estos momentos, la Uci de Polusa está recibiendo las últimas entregas de material, mientras el personal trabaja ya en tareas organizativas. Todos sus integrantes tienen experiencia en Medicina Intensiva o Reanimación. 

Está previsto que entre en funcionamiento de forma oficial en enero, momento a partir del cual prestará una asistencia continuada tanto a pacientes del área quirúrgica como del área médica.

El hospital privado Polusa abrirá en enero la tercera Uci de la...
Comentarios