domingo. 26.09.2021 |
El tiempo
domingo. 26.09.2021
El tiempo

Un hombre es absuelto porque nadie pidió a la víctima que lo identificara

Imagen de un juez. GONZALO GARCÍA
Imagen de un juez. GONZALO GARCÍA
Había sido condenado por coaccionar a una joven y tocarle los muslos en la estación de autobuses

La Audiencia Provincial de Lugo absolvió a un hombre que había sido condenado por el juzgado de instrucción 2 por coaccionar a una joven y tocarle los muslos en la estación de autobuses. El tribunal revocó la condena porque nadie le pidió a la víctima en el juicio que identificara al acusado como el autor de los hechos, por lo que considera que no quedó desvirtuada la presunción de inocencia ya que la identificación solo se basó en el reconocimiento fotográfico ante la Policía.

El juzgado de Instrucción número 2 de Lugo consideró probado que el 26 de agosto de 2019, sobre la una del mediodía, el acusado se sentó junto a una joven de 20 años que se encontraba en la estación de autobuses y le empezó a hacer preguntas como: "¿De dónde eres?" o "¿quieres ser mi amiga?", incomodando de este modo a la chica. Además, el hombre comenzó a mirarla "insistentemente" y llegó a tocarla en la zona del muslo, por lo que la joven se levantó y se refugió en los baños.

El juez de instrucción condenó al hombre como autor de un delito leve de coacciones, por el que le impuso una multa de 600 euros. Sin embargo, la Audiencia Provincial lo absolvió al considerar que no había pruebas suficientes.

Un hombre es absuelto porque nadie pidió a la víctima que lo...
Comentarios