Miércoles. 19.12.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.12.2018
El tiempo

Detenidos un joven y una menor tras una pelea que acabó con dos apuñalados y una lesionada en Lugo

La joven que resultó lesionada fue atendida en la Praza de Santa María
La joven que resultó lesionada fue atendida en la Praza de Santa María
El arrestado agredió a dos chicos con un cuchillo de cocina y la adolescente atacó a otra con una botella rota ►Algunos testigos explicaron que la trifulca se inició por presuntas deudas relacionadas con el tráfico de drogas

Una pelea registrada en la madrugada de este sábado en pleno casco histórico de Lugo se saldó con dos detenidos -un joven y una menor- y tres personas heridas, dos de ellas con diferentes lesiones provocadas por arma blanca. Aunque se produjo de noche, la trifulca no pasó desapercibida para los vecinos de la zona y para los jóvenes que entraban y salían de los establecimientos de ocio, ya que movilizó a cuatro patrullas de la Policía Nacional y a tres ambulancias del 061, por lo que el centro de la ciudad se convirtió en un ir y venir de sirenas en busca de los implicados, que se dispersaron tras los ataques.

La primera llamada a la sala del 061 se produjo pasadas las cinco y media de la madrugada, cuando un joven pidió ayuda porque su amigo había recibido una puñalada y se encontraba herido en la Praza Maior. El personal sanitario se trasladó de inmediato al lugar indicado y hallaron a la víctima tumbada en un banco, frente al consistorio, sangrando de forma abundante por la espalda, cerca del costado derecho, y con síntomas de hipotermia.

El chico -un estudiante natural de Castro de Rei- se encontraba consciente y tanto él como su amigo contaron que no conocían de nada al agresor y que únicamente se acercaron a un grupo que discutía para intentar mediar. Según explicaron, cuando vieron que el enfrentamiento subía de tono decidieron marcharse y uno de ellos notó un golpe en la espalda. Los dos amigos siguieron andando hasta que el joven comenzó a notar dolor y su compañero comprobó que sangraba por la herida, por lo que pidieron ayuda.

Justo en ese momento, cuando los agentes hablaban con el herido, la Policía Nacional recibió otras dos llamadas en las que se comunicaba que había al menos otras dos personas lesionadas, también en pleno centro de la ciudad.

Uno de los heridos, un joven de 24 años de edad de nacionalidad española, se encontraba tirado en el suelo en la Praza do Campo, en las inmediaciones de la fuente de San Vicente. El chico presentaba una herida de arma blanca en un hombro, cerca del pecho, además de varios hematomas por diferentes partes del cuerpo.

La otra persona que solicitó asistencia era una chica que presentaba varios cortes en las piernas, así como heridas en la cara y fracturas en una mano.

La joven, que estaba con un grupo de amigos en las inmediaciones de la catedral -por la zona de la Praza de Santa María- denunció que una adolescente se acercó a ella con una botella de cristal rota en la mano y la atacó.

ARRESTOS. Mientras la joven herida le contaba lo sucedido a los agentes, la presunta agresora pasó por las inmediaciones y la víctima la identificó, por lo que fue detenida. Según confirmaron ayer desde la comisaría lucense, se trata de una chica española, menor de edad.

Los agentes también recabaron datos sobre los apuñalamientos y finalmente identificaron y detuvieron a un joven como presunto autor de los dos ataques.

El arrestado -un chico de origen peruano con domicilio en la capital lucense- fue cacheado y se le requisó un cuchillo de cocina que escondía entre su ropa, con el que supuestamente atacó a las víctimas.

Según explicaron varios testigos de la trifulca, el agresor y la chica que resultó herida estaban juntos de copas (supuestamente son pareja) y discutieron con otro grupo de jóvenes. Tal y como apuntaron estas personas, el enfrentamiento se inició porque algunos de los implicados en la riña se reclamaban, al parecer, varias deudas que estarían relacionadas con el tráfico de drogas.

En un momento dado, dos jóvenes comenzaron a pegarse y esta agresión desencadenó más ataques entre los miembros de uno y otro bando. Finalmente, el grupo se disolvió cuando algunas personas que presenciaron la escena llamaron a la Policía Nacional para solicitar su presencia al ver que la pelea no tenía visos de disolverse.

De hecho, algunos chicos señalaron que la presencia de los agentes y el arresto del presunto agresor evitaron que la trifulca tuviera peores consecuencias, ya que los amigos de uno de los apuñalados buscaban al joven que lo atacó supuestamente para vengarse. Además, cuando iba a ser arrestado, el joven se puso violento con el personal sanitario porque supuestamente habían tardado en atender a su novia, que estaba herida.

PESQUISAS. Fuentes policiales confirmaron ayer que los agentes encargados del caso investigan las causas de los apuñalamientos y barajan como principal hipótesis las rencillas entre los implicados por supuestos trapicheos.

Los investigadores indagan igualmente si el joven de Castro conocía a su agresor o si realmente se vio implicado en el altercado únicamente por intentar mediar en la pelea.

La Policía trasladó al detenido a los calabozos de la Rúa Chantada y puso el caso de la adolescente en conocimiento del juzgado de Menores.

Una de las víctimas, un estudiante de Castro de Rei, explicó que no conocía a su agresor y que solo intentó mediar en la pelea

Detenidos un joven y una menor tras una pelea que acabó con dos...
Comentarios