miércoles. 20.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.10.2021
El tiempo

La Hemodinámica del futuro

undefined
Alba Abellas. EP
La cardióloga del Hula Alba Abellas concluye en su tesis doctoral que los stents reabsorbibles si se usan con una técnica precisa y en pacientes seleccionados son eficaces y seguros
Todo apuntaba a que el futuro de los stent (el pequeño muelle que se coloca en la arteria para abrirla) son los dispositivos reabsorbibles. Sobre el papel, solo tienen aparentes ventajas. Sirven para abrir el vaso y dejar paso a la circulación de sangre, liberan medicamento con ese mismo objetivo mientras lo hacen y cuando la arteria ya está curada se degradan y desaparecen del cuerpo. Al contrario que los convencionales, metálicos, que se quedan ahí encajados impidiendo una cirugía porque ya no permiten ni un solo punto de sutura en la zona, con estos sí sería posible, al igual que la recolocación de otro si el paciente desarrolla una lesión en esa misma zona y el dispositivo ya se ha reabsorbido.

"Sería como un andamiaje temporal, que tienes montado mientras haces la obra y que una vez acabada desaparece", explica Alba Abellas, hemodinamista del Hula que ha centrado su tesis precisamente en analizar si estos dispositivos cumplían su función y lo hacían con seguridad.

Su trabajo, que le ha merecido el reconocimiento summa cum laude de la USC, reúne artículos publicados en varias revistas siempre centrados en ese tipo de stent colocados a pacientes del Sergas. Cuando la doctora Abellas abrió su línea de investigación trabajaba en el hospital de Santiago y el stent reabsorbible que había en el mercado, confeccionado con un polímero, estaba disponible en todos los centros.

La hemodinámica colocó más de 40 stents de este tipo con magnesio a pacientes de Lugo con buenos resultados

Saltó una alerta sobre este dispositivo a raíz de varios problemas que se empezaron a comunicar y dejó de fabricarse. Sin embargo, la doctora Abellas confirmó que el problema no era tanto del producto como de la manera en la que se usaba. "Vimos que si se colocaba con una técnica precisa, usando tecnología de imagen intracoronaria para dilatar bien la arteria, eligiendo la medida exacta y en pacientes bien seleccionados eran eficaces y seguros" explica.

A la misma conclusión llegó con los siguientes que se comercializaron, los de magnesio, que han recibido más de 40 pacientes del Hula, pero que por el momento solo se colocan en el marco de un ensayo clínico.

La doctora Abellas explica que, en el caso de las unidades de Hemodinámica del Chus y del Hula, se hizo una selección de los pacientes como se recomendaba: jóvenes, con lesiones no graves que no precisaran más de uno o como mucho dos stents, con poco calcio. Los resultados fueron buenos, y, por ejemplo, de los más de 40 del Hula solo hubo que volver a operar a dos, algo que ocurre también con los convencionales.

La Hemodinámica del futuro
Comentarios