Revocado el nombramiento de una auxiliar para tramitar las multas

Hartos del atasco diario

La comisión municipal de quejas de Lugo recibe cada mes protestas de ciudadanos que piden más control policial para atajar el caos de tráfico
Coches en doble fila en una calle de la ciudad
photo_camera Coches en doble fila en una calle de la ciudad

El atasco diario en hora punta, la mayoría de las veces provocado por conductores en doble fila o en paradas de autobús, trae de los nervios a muchos lucenses y buena prueba de ello son las numerosas protestas relacionadas con el tráfico que llegan cada mes a la comisión municipal de quejas y sugerencias. De hecho, la última reunión de este órgano en el que están presentes todos los grupos municipales y que se celebró este jueves fue casi monográfica sobre este asunto, según explicaba el portavoz de Lugonovo, Santiago Fernández Rocha.

Los atacos que se producen en las horas de entrada y salida de los colegios debido a que muchos padres estacionan en doble fila, paradas de bus, vados, pasos de peatones o encima de las aceras son algunas de las quejas más comunes de los lucenses, que en sus escritos demandan más vigilancia policial para disuadir a quienes infringen la normativa de tráfico.

Aunque la concejala socialista Rosana Rielo se comprometió a trasladar al jefe de la Policía Local todas las quejas que se comentaron en la reunión, Fernández Rocha culpa de la situación a la propia alcaldesa. "Parece unha irresponsabilidade que non se tomen medidas sobre todo nos momentos de maior conxestión do tráfico", comenta el edil de Lugonovo, quien advierte del peligro para los peatones, "sobre todo para os nenos, de que haxa coches enriba das beirarrúas".

Otra de las quejas recurrentes que llegan a la comisión municipal y que también se trataron en la reunión está motivada por los coches que aparcan en las paradas o en el carril bus y que provocan atascos al obligar al conductor del autobús a detenerse en medio de la calle.

En otros casos, las reclamaciones tienen que ver con los retrasos del transporte urbano provocados por vehículos mal estacionados en calles estrechas y que impiden el paso de los buses. Los más afectados por esta situación son los de las líneas 1 y la 1A, que en el tramo de Camiño Real entre Rúa Tui y García Abad suelen quedarse atascados. El propio servicio municipal de transportes confirma en una respuesta a un ciudadano que hay problemas a diario por coches que impiden el paso de buses, "tendo que esperar ao servizo de guindastre ou a que os seus donos os retiren". Para resolver este problema, un vecino incluso propone eliminar el aparcamiento en uno de los márgenes de la calle Camiño Real.

Las quejas de los lucenses sobre la labor de vigilancia de la Policía Local no se limitan al tráfico, ya que también se han registrado peticiones para que se incremente el control de las zonas verdes. Así, en el último mes hubo reclamaciones por botellones en el parque infantil de Aviador Parga Cerezo, donde se critica además que se paseen perros sueltos, mientras que también se insta a impedir a adolescentes el uso de juegos para niños en el de Fonte dos Ranchos.