jueves. 24.10.2019 |
El tiempo
jueves. 24.10.2019
El tiempo

JOSEP MARÍA PASCUAL, SOCIÓLOGO Y ECONOMISTA QUE DIRIGE LA EMPRESA ESTRATEGIAS DE CALIDAD URBANA

"No hay que hacer una ciudad más grande sino una mejor"

Josep María Pascual Esteve. XESÚS PONTE
Josep María Pascual Esteve. XESÚS PONTE

Considerado como un gurú de la planificación estratégica urbana, va a dirigir el programa Sumando Lugo, con el que el Concello busca implicar a la sociedad lucense en el diseño de la agenda de la ciudad del futuro. Con ella además se buscará conseguir nuevos fondos europeos, un escenario en el que Pascual Esteve cree que Lugo parte con ventaja

JOSEP MARÍA PASCUAL ha dirigido la planificación estratégica de más de 100 ciudades de diferentes tamaño en varios países. Ahora afronta el reto de guiar a Lugo hacia un futuro en el que cree que tiene que apostar por su singularidad y sus potencialidades, pero apostando por la calidad de vida.

Va a dirigir la elaboración de una agenda urbana para Lugo. ¿En qué consiste este proyecto?
La agenda urbana es un itinerario a seguir por una ciudad para conseguir unos objetivos. Es una iniciativa de Naciones Unidas que señala unos objetivos que se asumen y son referencia para elaborar esa agenda. Pero lo más importante es que el itinerario haya sido construido y haya un compromiso de acción por parte de toda la ciudad, no solo del ayuntamiento o de la administración, sino de los actores de Lugo, y también que se le dé un compromiso a la ciudadanía para que estos objetivos sean compartidos y se incorporen proyectos de la administración, el comercio o la universidad.

Por su experiencia en otras ciudades, ¿hay implicación de la sociedad en la elaboración de estos planes estratégicos?
En principio sorprende porque las personas, asociaciones o empresas están acostumbradas a reclamar, pero sin dejar de hacer esto hay que hacer ver que su trabajo es importante para la ciudad y que hay que colaborar más. Al final se entiende porque es una obviedad que la ciudad la hacen los comerciantes, los maestros, la universidad..., todos hacemos ciudad y si nos ponemos de acuerdo todos tenemos que trabajar y reorientar el trabajo, hacerlo complementariamente. Y al final lo acaban haciendo. En mi experiencia, fue en ciudades como Medellín, porque no hace falta ir a Europa para verlo, donde la ciudadanía se implicó más en el cambio.

¿Y el hecho de que haya convocadas dos elecciones a la vista, unas de ellas las municipales, no genera ruido de fondo para esta agenda de ciudad?
Efectivamente puede haber mucho más ruido pero, de la manera que se ha planteado, lo que se quiere hacer es con luz y taquígrafos, para que todo el mundo tenga acceso a la información que se está discutiendo. Más que en las generales, en las locales el conjunto de partidos que se presentan podrían llevar en sus programas estos desafíos comunes y después cada uno haría sus propuestas. Para eso hay que hacer un trabajo transparente y, además, la verdad es que siempre tenemos elecciones.

¿En los trabajos previos, qué potencialidades ha visto en Lugo de cara al diseño de la estrategia?
Nuestra tarea es acompañar a la ciudad no venderles nuestra estrategia. Lugo tiene una Edusi, apoyada por fondos europeos y, si no la primera, es de las primeras en ejecución. Ahí hay unas ideas que son muy interesantes y unos valores de la ciudad importantes como la sostenibilidad, el Lugo verde y saludable, el patrimonio histórico, el Camino Primitivo, el río Miño, la universidad..., todo esto hace de Lugo una ciudad con mucho patrimonio, pero no del pasado, sino un patrimonio que coge valor hacia el futuro. Esto es una buena base para construir el futuro, aunque tenemos que ver cuáles son sus desafíos. De todas formas, hay ya documentos muy buenos sobre cómo está la ciudad y sus objetivos, y lo que hace falta es ponerse a trabajar todos juntos en una dirección similar.

Lugo se ha beneficiado de los fondos europeos de la Edusi. ¿Puede eso perjudicar el acceso en el futuro a la captación de más ayudas o supone una ventaja?
Si los hubiera malbaratado le perjudicaría, pero los ha conseguido y están en un alto grado de ejecución. Por eso si una ciudad tiene fondos europeos y lo hace bien tiene garantías para continuar. Cada vez más, Europa se va a fijar más, no en que las ciudades sean más o menos pobres o desarrolladas, sino en que utilicen bien los recursos que se les dan. Si los proyectos están avanzando y los informes son buenos, es una garantía para continuar teniéndolos.

¿En qué se va a basar la Comisión Europea a la hora de planificar los fondos para la próxima década?
Los objetivos de la agenda urbana para la próxima década son la sostenibilidad, la lucha contra las desigualdades y lagobernanza democrática participativa. Son elementos claves y estos valores ya vienen de los ochenta del siglo pasado y no han cambiado mucho. La diferencia es que se insiste cada vez más en la importancia de las ciudades frente a las regiones o países y también en la coproducción o colaboración entre el sector público y el privado, así como en la implicación ciudadana.

¿Hacia dónde caminan las ciudades del futuro?
Esto depende un poco de todas, porque el futuro de una ciudad es que tiene que poner en valor su singularidad. Los objetivos generales son los antes citados, aunque hay ciudades que dan más valor a un objetivo que a otro en función de su idiosincrasia. Muchas apuestan por el conocimiento, otras por el turismo patrimonial y las más mayores compiten por tener servicios avanzados para acoger sedes de empresas o instituciones internacionales. Yo creo que la tendencia es que el desarrollo o el progreso no pasa tanto por el más sino por el mejor. No hay que hacer una ciudad más grande sino una ciudad mejor.

Se habla de ciudades sostenibles, ¿pero cómo se consigue esto sin perder capacidad productiva o competitividad frente a otras en una economía globalizada?
Lugo no puede competir con Nueva York o con Madrid. No se trata de buscar esta competitividad, sino que debe transferir sus valores y tiene que poner más énfasis en algunos como la proyección histórica, que además le da una identidad como ciudad y le permite una relación con otras. El valor de lo verde y saludable es fundamental. Y también tener una universidad que no solo se base en la agroindustria, sino también en el desarrollo de disciplinas que tienen que ver con la ciudad. Hay que hacer una ciudad que tenga un atractivo especial para que la gente venga, pero no turismo masivo, sino turismo cultural y ecológico, y aquí Lugo sí puede competir. Tiene nichos de mercado en la calidad y estos valores patrimoniales son claramente de futuro.

¿Y debe explotar también su entorno rural?
Cada vez se aprecian más los productos naturales y la cocina de calidad y aquí Lugo tiene un mercado importante para jugar. Se pueden usar estos valores en busca de turismo de negocios y congresos, por ejemplo.

"Si un ayuntamiento presenta un proyecto con el aval ciudadano se lo miran de forma diferente"
LUGO ya diseñó en la década pasada un plan estratégico en el que las vías de comunicación eran uno de los motores. ¿Siguen teniendo importancia las grandes infraestructuras en las agendas urbanas?
Sí que tienen importancia, porque la movilidad es un derecho, pero cuando haces una vía la gente tanto puede venir como marcharse, por eso tienes que tener muy claro para qué quieres esa vía.

¿Es posible coordinar la agenda urbana de una ciudad con las de su entorno?
Esto es muy importante y Lugo ya ejerce un papel vertebrador de un territorio más amplio. Igual que se busca la complementariedad con los ciudadanos habría también que buscarla con estos municipios con los que Lugo ya asume un papel de liderazgo y que puede ser mayor y también buscar la complementariedad con ciudades como Santiago o A Coruña.

¿Qué papel juegan las administraciones al margen del Concello para desarrollar la agenda urbana?
Si se logra que los desafíos sean compartidos por los distintos sectores ciudadanos, a partir de aquí hay que buscar la colaboración con otras administraciones. Por mi experiencia, si un ayuntamiento presenta un proyecto a la Xunta o al Gobierno central con el aval de un proceso de debate ciudadano se lo miran de forma muy diferente.

"No hay que hacer una ciudad más grande sino una mejor"
Comentarios