"Me gusta el cine porque te olvidas de la vida"

Roberto Ares Río es músico y figurante en la serie 'The crown'
Generated by  IJG JPEG Library
photo_camera Roberto Río. EP

Toda su familia es de Lugo y él —el último de cuatro hermanos— nació en Vigo por casualidad, porque allí habían emigrado sus padres. Ahora lleva veintidós años en Londres y el covid convirtió a este batería en figurante de películas y series. Algunas tan conocidas como The crown.

Explíquenos cómo llegó a ser figurante en la serie que retrata la monarquía británica, The crown.
Fue a consecuencia del covid. Cuando vino la pandemia, la música se puso difícil y resulta que tengo amigos que son actores. Un día me propusieron que diese el paso porque, aunque no era actor, estaba acostumbrado a salir al escenario y tocar ante 10.000 personas. Así que me animé y me apunté en una agencia que necesitaba extras y empecé a tener mucho trabajo. Estuve en series como The nevers, The flash o The crown y en películas como Aquaman, de Marvel.

¿Ser figurante es un paso intermedio entre ser músico y convertirse en actor?
Puede ser. Me está gustando mucho y no descarto hacer un papel. Me gusta porque te hace olvidar la vida. [Risas]. El cine te hace sentir que, por un momento, no eres tú. Es tu cuerpo pero te conviertes en otra persona a la que estás interpretando.

¿Qué tal se siente uno siendo la sombra de la mismísima reina de Inglaterra en la ficción?
Esa escena es impresionante. Se rodó en un pabellón decorado como el palacio de Buckinghan y delante de 300 personas. Es la primera vez que me enfocan las cámaras tan de cerca. Hago de jefe de ceremonia de la reina y salgo en esta nueva temporada.

¿Es fácil conseguir trabajo en el mundo artístico en Londres?
Necesitas tener experiencia para que te salgan oportunidades. Acabé en The crown porque tenía relaciones pero alguien que decide, de repente, venirse a Londres no lo tiene fácil. También es cuestión de suerte. De todos modos, a mí me costó veintidós años.

¿Cómo fue que decidió irse a la capital británica?
Conocí a una persona que vivía en Londres y, sin tener idea de inglés, decidí irme a la aventura, con la idea de estar dos años y volver a Galicia. En Londres, estudié jazz, música india, africana, brasileña y cubana. ¡Incluso me dio clase el percusionista de Elvis Costello! Entonces, empecé a conocer gente interesante y me fui quedando.

¿Se siente ahora más londinense que lucense?
Me duele decirlo, pero sí. Mis padres y toda mi familia están en Lugo. Si estoy solo en casa y pongo música folk gallega, me siento triste. Me encanta Galicia pero me siento realizado aquí.

Como músico, ¿en qué grupo está tocando últimamente?
Ahora toco con Bonita Delaney, una formación que hace pop, rock y house. Y también estuve, hace años, en un grupo turco, pero radicado en Londres, Oojamy, con el que actué en Santiago. ¡Me encantaría ir a tocar a A Milagrosa o al San Froilán, pero aún no fue posible! [Risas].

Pero, visto el cambio que dio en su carrera, ¿se podría concluir que corren malos tiempos para la música y buenos para el cine?
Puede ser. Desde el covid, hay mucha gente que trabaja desde casa y hay más opciones de ver cine en casa que de ir a un concierto. Así que, quizá sí.

Comentarios