Héroe de Lugo en Valencia: "Tuve la suerte de que pasaba por la calle y todo salió bien"

Luis Valcarcel salvó a una joven de 23 años en parada cardiorrespiratoria. El guardia civil, exjugador del Breogán júnior en los 80, estaba fuera de servicio cuando oyó que pedía auxilio. Logró reanimarla
Técnicos de la Cruz Roja explican cómo hacer correctamente una reanimación cardiopulmonar. XESÚS PONTE
photo_camera Técnicos de la Cruz Roja explican cómo hacer correctamente una reanimación cardiopulmonar. XESÚS PONTE

Lleva toda su vida ejerciendo como guardia civil en Valencia, pero tras vivir en Lugo y jugar en el Breogán júnior se sigue sintiendo muy unido a una ciudad donde conserva familia y cientos de amigos que estos días se sienten muy orgullosos de él. El pasado martes, cuando ya había terminado su jornada de trabajo y caminaba por una calle valenciana, Luis Valcarce salvó a una joven de 23 años que se encontraba en parada cardiorrespiratoria. "Tuve la suerte de que pasaba en ese momento por ese lugar y de que salió bien, porque muchas veces, por desgracia, el final no es tan feliz", contaba este viernes a este periódico.

La joven se llama Manuela, tiene 23 años y todavía se está reponiendo, por lo que no ha tenido ocasión de hablar con ella aún, pero se siente "muy feliz" por lo sucedido.

Luis escuchó como una mujer pedía auxilio y otra yacía en el suelo inmóvil. "Verifiqué la situación, que no respiraba, carecía de pulso en la carótida y tenía la tez muy fría e incluso los labios azulados, que son los síntomas de parada cardiorrespiratoria", cuenta. Comenzó a realizarle las maniobras de rescate, aunque enseguida llegó Policía Nacional y personal del servicio de emergencias.

Como guardia civil, Luis está acostumbrado a este tipo de situaciones, aunque solo en otra ocasión tuvo que hacer una intervención similar, a un chico que circulaba en moto y tuvo un accidente. "Las personas que formamos parte de cuerpos policiales estamos acostumbradas porque por desgracia los accidentes son muy habituales", explica.

Él, además, como integrante en la actualidad de una unidad especial de intervención de la Guardia Civil, recibe formación de forma más periódica, entre ella, de primeros auxilios. Luis narraba sucedido desde su casa de Valencia, aunque siente que Lugo sigue siendo su otra casa. Nació y creció en El Castro, localidad leonesa que limita con Pedrafita do Cebreiro y en esa zona y también en la ciudad de Lugo conserva familia y amigos, que visita con frecuencia.

"Viví en la Ronda da Muralla y aún hoy podría ir a cualquier parte de Lugo con la imaginación", cuenta el agente desde Valencia

"Tengo 52 años, llegué a Lugo con 15 y lo tengo muy presente. Vivía en la Ronda da Muralla, cerca de la estación de autobuses. Aún hoy podría ir a cualquier parte de la ciudad con la imaginación", cuenta.

A Lugo llegó para comenzar a formarse en una academia, luego pasó a la de la Guardia Civil en Baeza y de ahí salió destinado a Valencia, donde continúa. Por la labor que lleva a cabo en este momento, en una unidad que a veces aborda "asuntos delicados", prefiere evitar el protagonismo, explica. Pero si entre muchos lucenses que hoy superan por poco la cincuentena se menciona a un guardia civil de Lugo llamado Luis que ejerce en Valencia son muchos quienes lo reconocen perfectamente.

Este leonés de sentimiento lucense jugó en el Breogán junior en los tiempos de Ángel Rebolo o Manuel Díaz, entrenado por Juan Carlos Castro, y, hoy a miles de kilómetros, sigue las andanzas del equipo. "El Breogán siempre ha estado ahí, peleando y luchando", comenta sobre el momento actual del equipo, con menos detalles de los que probablemente comparte en el grupo de Whatsapp de exjugadores del que forma parte. Porque Luis salva vidas en Valencia, pero sigue siendo de Lugo.