martes. 29.09.2020 |
El tiempo
martes. 29.09.2020
El tiempo

Las guarderías marcan el inicio del curso y abren con pocos alumnos

Educadores y alumnos juegan en el centro infantil Koké 2. XESÚS PONTE
Educadores y alumnos juegan en el centro infantil Koké 2. XESÚS PONTE
Las primeras en abrir fueron las privadas, pero muchos padres decidieron esperar a que abran los colegios y dejan a los pequeños en casa hasta que los hermanos mayores vayan a clase
 


La primera fase del nuevo curso arrancó en Lugo con la apertura este martes de las guarderías privadas. Los centros reabrieron sus puertas después de 6 meses y recibieron a los primeros, aunque en escaso número.

Las escuelas infantiles Koké y Koké 2 albergaron este martes las primeras visitas de padres y niños. La adaptación de los pequeños era la principal causa de temor en un primer día marcado por los reencuentros con sus educadores, y según María José Rodil, su gerente, la interacción con los alumnos "foi excelente", pese a mantener las educadoras los rostros cubiertos por la mascarilla obligatoria.

"Non pensabamos que os nenos ían ter unha reacción tan boa o chegar a escola. Foi vernos e tirarse a nós", manifiesta todavía una sorprendida Rodil, quien explica que la llegada de los alumnos es el instante más traumático. "Tiñamos medo pero no intre da chegada puxéronse a xogar tranquilamente na zona que temos habilitada xunto a entrada. Son os intres máis duros para eles, pero nesta ocasión o seu comportamento foi de dez".

Durante esta primera jornada, la afluencia de los alumnos matriculados fue menor, como se esperaba. Esta situación cambiará, en su opinión, en cuanto comience el curso escolar para los alumnos de infantil en adelante. "Os pais xa nos comentaron que prefiren ter a todos os fillos na casa xuntos ata que os irmáns maiores comencen o curso escolar", comenta Rodil.

Por su parte, Patricia López, gerente del centro Bambán, también advierte que "la incorporación a las guarderías de la mayoría de niños de 1, 2 y 3 años se retrasará hasta el día 15 de este mes, porque los padres todavía están algo reacios a traerlos", admite.

PADRES. Tanto las instalaciones como las educadoras que trabajan en los centros infantiles lucenses cumplen con un estricto protocolo sanitario impuesto por Sanidade. Por ello, la participación de los padres será todavía más relevante durante este curso para evitar una mayor incidencia del Covid-19 dentro de las aulas y mantenerlas como centros seguros ante.

¿Qué ocurre si no se lleva a los hijos al colegio?

Si no se lleva a los niños a clase, el colegio activa el protocolo de absentismo escolar y se da cuenta a los servicios sociales locales, que inician una investigación para comprobar si el niño no va por dejadez de los padres o porque él no quiere, tras lo cual emiten un informe al centro educativo.

Cuando no hay manera de conciliar el asunto, entra en acción la consellería. A partir de aquí, la situación suele desembocar en un procedimiento administrativo, que termina en una multa o apercibimiento recurrible ante un juzgado de primera instancia.

Artículo 170

Solo en supuestos manifiestamente graves y reiterados, en un contexto de desamparo, se podría llegar a la retirada de la patria potestad, que regula el artículo 170 del Código Civil.

Las guarderías marcan el inicio del curso y abren con pocos alumnos
Comentarios