La guardería lucense que tuvo temperaturas extremas en verano sufre ahora goteras

Los populares denuncian que el edificio de la escuela infantil Gregorio Sanz tiene evidentes "problemas de climatización" y lamentan que por parte del gobierno local no se hayan dado los pasos necesarios para corregir estas deficiencias
Aula de la escuela infantil municipal Gregorio Sanz. EP
photo_camera Aula de la escuela infantil municipal Gregorio Sanz. EP

La guardería municipal Gregorio Sanz, donde se llegaron a alcanzar durante los meses de verano temperaturas superiores a los 30 grados, tiene ahora goteras y filtraciones de agua que llegan a los pasillos e incluso a algún aula.

La edila del Partido Popular Macamen López Silva denunció este lunes que "cuando llueve" de forma intensa, como en esta misma jornada, "el agua se filtra", a causa de las "goteras" que tiene el edificio, y llega a las zonas comunes e incluso a algún aula donde hay niños.

Los populares denuncian que el edificio tiene evidentes "problemas de climatización" y lamentan que por parte del gobierno local no se hayan dado los pasos necesarios para "corregir esas deficiencias en el mes de agosto, cuando el centro estuvo cerrado" al público.

"Sin embargo, a pesar del cierre, no se hicieron obras de mantenimiento", dijo la edila. A su juicio, "el gobierno local debe solucionar los problemas que hay en esta guardería municipal y dejarse de parches, que no impiden que cada vez que llueve se inunde el centro".

Para Macamen López resulta "indecente" la solución que les dieron a los usuarios, que "fue la entrega de dos ventiladores para cuando hace calor, y dos calefactores verticales para utilizarlos los días que hace frío".

Comentarios