Lunes. 20.11.2017 |
El tiempo
Lunes. 20.11.2017
El tiempo

Graves destrozos en el Parque Marcos Cela en una noche de vandalismo

Os valos foron arrincados coas súas bases a golpes e patadas noutro ataque vandálico a principios de marzo
Os valos foron arrincados coas súas bases a golpes e patadas noutro ataque vandálico a principios de marzo
Los participantes en un botellón dejaron papeleras rotas y vallas y bancos arrancados

Los actos de vandalismo siguen creando problemas y costando dinero a los contribuyentes lucenses. El último capítulo es el que se vivió en la madrugada del Martes de Carnaval, con el Parque Marcos Cela como epicentro de los destrozos. 

Según informó el Concello a través del portavoz de la Policía Local, algunos de los participantes en un botellón en la zona de dicho parque protagonizaron numerosos actos vandálicos, que afectaron incluso a algunos árboles del parque, que aparecieron con ramas rotas. No obstante, fue el mobiliario urbano el principal objetivo de los gamberros. 

Los agentes pudieron comprobar en la mañana de este martes la magnitud de los daños causados: varias de las vallas de madera que delimitan los distintos senderos que recorren el parque habían sido derribadas, cuatro papeleras de madera estaban arrancadas, dos bancos habían sido movidos de su base y un tercero, directamente arrojado por una de las laderas. Además, la basura había sido esparcida por los senderos y la plaza de identificación de la Avenida de Magoi estaba dañada. 

Sorprendentemente, no se consiguió identificar a nadie por estos hechos, pese a que la magnitud de los daños causados evidencia que los gamberros se tomaron un buen tiempo y no poco esfuerzo para realizarlos: tramos enteros del vallado habían sido derribados a patadas y golpes arrancándolos con sus bases, lo mismo que la papeleras y los bancos. 

Pero los vándalos no se conformaron con eso: la catedral también fue objeto de sus ataques, con varias pintadas pese a que se trata de un monumento histórico protegido.

Graves destrozos en el Parque Marcos Cela en una noche de vandalismo