Viernes. 19.04.2019 |
El tiempo
Viernes. 19.04.2019
El tiempo

El gobierno nombra al cuarto jefe de la Policía en 18 días tras bajas encadenadas

Coche de la Policía Local de Lugo. J.VÁZQUEZ
Coche de la Policía Local de Lugo. J.VÁZQUEZ

Propone al inspector Jesús Piñeiro después de suspender las vacaciones al titular y de que este comunicara la baja ►El gobierno asegura que actúa dentro de la "estrita legalidade" y anuncia la cobertura de 41 plazas de policía

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, realizó el cuarto intento de nombrar jefe de la Policía Local en poco más de dos semanas, después de que los tres anteriores resultaran fallidos, porque el propuesto primero aceptó y después, ante las presiones de compañeros, renunció y solicitó la jubilación anticipada y en los otros dos casos porque comunicaron baja médica nada más recibir la comunicación.

El nombrado ahora es el inspector Jesús Piñeiro, el único candidato de la escala facultativa que quedaba por ser propuesto por la vía forzosa. Es quien ya venía supliendo el jefe de la Policía, Manuel Méndez Novo, cuando este faltaba y, por rango y méritos, es a quien correspondería el relevo. Por esas razones, es a quien el gobierno local pidió en primer lugar que se hiciera cargo del servicio, cuando el 21 de diciembre Novo comenzó a disfrutar de días de permiso y vacaciones antes de su jubilación (a finales de este mes) y de que, a diferencia de otras veces, no dejara nombrado sustituto.

En ese momento, Piñeiro habría puesto sobre la mesa diversas demandas para la Policía Local, como la aprobación de la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y el pago de los refuerzos y noches de 2017 y 2018 que se le deben a los agentes, y entonces no aceptó la encomienda. Tampoco la semana pasada, cuando se vivió una situación crítica por la falta de mandos y de efectivos para el operativo de la cabalgata.

Como Novo y otros policías, Piñeiro también disfruta de días de descanso, hasta la próxima semana, pero ayer el gobierno decidió anulárselos y nombrarlo jefe de forma temporal (no puede exceder los seis meses). El gobierno opta por la vía forzosa con Piñeiro después de que este martes la alcaldesa suspendiera las vacaciones a Novo y este comunicara la baja.

La situación en la Policía Local es muy precaria porque la plantilla ya era escasa -hay unas treinta plazas vacantes- y 22 agentes han solicitado la recién aprobada jubilación anticipada, entre ellos varios miembros de la escala facultativa, en la que tampoco está cubierta la plaza de intendente, la de mayor rango, a pesar de que figura en la RPT desde 2009. Así, las resistencias a asumir la jefatura no solo estarían motivadas por presiones para obtener mejoras salariales como la que supondría la aprobación de la nueva RPT sino también por la dificultad de dirigir un servicio que en los próximos meses va a ser muy difícil de organizar por la escasez de efectivos, que se agudiza con bajas, descansos, días de permiso y una jornada laboral de 25,5 horas semanales. La del resto del personal municipal es de 37,5 horas, aunque no hay sistema de control horario.

PLANTILLA Y JORNADA. Hace años, el gobierno socialista planteó igualar la jornada de los policías a la del resto de trabajadores, aunque acabó renunciando, y en este momento prevé hacer frente a la escasez de efectivos convocando plazas. El portavoz del gobierno, Miguel Fernández, anunció que, después de que el día 31 se confirme cuántos policías solicitan la jubilación anticipada, se presentará una oferta de empleo para cubrir la totalidad de esas plazas. Recordó que será la quinta de este mandato y que en las otras se incluyeron 19 plazas de policía (ocho libres y once de promoción interna), aunque de momento solo se cubrieron dos (se hicieron los nombramientos la semana pasada) y están para convocarse tres de inspector. El PP volvió a denunciar ayer la falta de previsión del gobierno por las jubilaciones anticipadas y recordó la posiblidad que hay de encomendar las convocatorias a la Academia Galega de Seguridade, opción que de momento no se contempla.

Sobre el anuncio de CSIF de que baraja presentar otra querella a la alcaldesa por las órdenes supuestamente ilegales que habría dado para la cabalgata, Fernández apuntó que el aviso seguramente está vinculado con el interés del sindicato por que se apruebe la RPT, una demanda que CSIF no oculta y que sigue su curso, a la espera de informes técnicos, afirmó el portavoz. Este defendió la legalidad de las decisiones sobre la cabalgata, como poner al frente a un oficial por falta de mando, recurrir a Protección Civil y hacer doblar a un turno.

El gobierno nombra al cuarto jefe de la Policía en 18 días tras...
Comentarios