martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

El gobierno local prevé un ascensor en la escalinata de la estación de tren

Escalinata de la estación de tren en la Praza Conde de Fontao. SEBAS SENANDE
Escalinata de la estación de tren en la Praza Conde de Fontao. SEBAS SENANDE

El proyecto se incluirá entre las mejoras de accesibilidad de los próximos presupuestos

Un ascensor público para salvar la escalinata de la estación del tren entre la Praza Conde de Fontao y la Rúa Miguel de Cervantes es el próximo proyecto de accesibilidad que contempla el gobierno local y prevé incluir en los próximos presupuestos, que aún no han sido presentados a la oposición. El ejecutivo pretende con esta obra dar continuidad a los proyectos de accesibilidad que ha puesto en marcha en este mandato, alguno de ellos arrastrado de gobiernos anteriores, como el ascensor del Sagrado Corazón.

La construcción de un elevador en la escalinata de la estación tendría como objetivo mejorar la movilidad en la zona con vistas a anunciada mejora de las infraestructuras ferroviarias en Lugo, que harán más competitivo este medio de transporte, y al traslado de la estación de autobuses a la futura intermodal, que se ubicará al lado de la de Renfe.

En la actualidad, la zona ha visto incrementado el flujo de peatones desde la entrada en funcionamiento de un aparcamiento público y gratuito junto a las antiguas naves de Adif que es utilizado por trabajadores y usuarios del Multiusos de la Xunta.

El Gobierno ya tiene el plan de tráfico y está a la espera del de seguridad para iniciar la obra del ascensor del Sagrado Corazón

El futuro ascensor permitiría salvar cuatro tramos de escalinata con una veintena de peldaños cada uno, con una altura aproximada de un edificio de cuatro pisos.

SAGRADO CORAZÓN. Mientras proyecta este ascensor, el ejecutivo avanza en el desatasco del inicio de las obras de otro que unirá la Avenida Adolfo Suárez con el barrio del Sagrado Corazón. Esta infraestructura, ideada durante el mandato de José López Orozco, sufrió varios retrasos porque los terrenos sobre los que se ubicará eran propiedad de Abanca y fue necesaria una cesión.

Finalmente, la obra pudo ser adjudicada en diciembre a Construcciones Alea por un importe de 240.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, aunque los trabajos no pudieron iniciarse porque es necesario que haya un plan de tráfico y otro de seguridad. El primero fue autorizado la pasada semana y el gobierno está ahora a la espera de contar con el segundo, por lo que prevé que las máquinas estén en marcha este mes. El BNG había alertado de que para empezar la obra era necesario cambiar primero el depósito del colegio del Sagrado Corazón, que se ubica en la zona donde se actuará, aunque el ejecutivo explica que el traslado se puede realizar con los trabajos iniciados.

De forma paralela, el Concello ejecuta en Fontiñas otro ascensor para unir la avenida con la Rúa Primavera. El plazo para rematar la obra fue ampliado mes y medio, por lo que deberá estar este mes.

El gobierno local prevé un ascensor en la escalinata de la estación...
Comentarios