Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

El gobierno local anuncia que regularizará las casas de A Croa tras 18 años

Barrio de A Croa. XESÚS PONTE
Barrio de A Croa. XESÚS PONTE

La alcaldesa propondrá en el pleno condonar a los residentes el pago de sus viviendas, aunque ellos consideran que no tienen ninguna deuda

El gobierno local de Lugo anunció este viernes que propondrá en el pleno condonar a los residentes de las viviendas sociales de A Croa el importe que tendrían que pagar por sus viviendas, un primer paso para regularizar su situación y entregarles por fin las escrituras de sus casas tras 18 años. La noticia, sin embargo, no despertó el entusiasmo de los afectados, que respondieron al anuncio de la alcaldesa con total incredulidad.

"Nos dijeron tantas veces que nos iban a entregar las escrituras que yo ya no me creo nada, pero ojalá sea cierto. Algunos vecinos", explica Amparo Martínez, "ya murieron con la pena de haber vivido aquí de prestado. Yo si me muero ahora, ¿qué les dejo a mis hijos?, ¿cómo demuestran que esta casa es mía? Solo les dejo una guerra".

Para otro de los afectados, Manuel Martínez, las palabras del gobierno local tampoco tienen ningún valor. "Son tantos años de mentiras que ya no nos fiamos ni del apuntador. Llevamos 18 años reclamando las escrituras y solo creeremos lo que nos dicen cuando las tengamos en la mano", apunta.

"Son muchos engaños. Yo personalmente", comenta otra vecina, "fui hace cinco años al Concello y me dijeron que las escrituras ya estaban sobre la mesa de un despacho y que era cuestión de días que nos las entregaran. Pero tan solo era una mentira más. ¿Qué quieren ahora que creamos?".

Antonio Martínez: "La alcaldesa me dijo que los trámites pueden tardar un año. Espero que esta vez sea así"

Ante tanta muestra de excepticismo, Antonio Martínez —la persona que habló este viernes con Lara Méndez en representación de los vecinos— es prácticamente el único que le otorga un voto de confianza a la regidora. "Parece ser que esta vez se van a solucionar las cosas. Según me explicó la alcaldesa, los trámites van a llevar un tiempo, sobre un año, o año y medio, pero nos entregarán las escrituras. Yo espero que esta vez sea así", dice.

DEUDA. Además de incrédulos, los afectados se mostraron molestos con la propuesta del gobierno local de condonar el importe que tendrían que pagar por su vivienda, ya que todos consideran que no tienen ninguna deuda.

Según explicaron desde el Concello, para finalizar el proceso hay que realizar una serie de trámites, como elaborar un proyecto de parcelación y presentarlo ante el catastro, elaborar ante notario las escrituras de obra nueva de las viviendas, y presentar todos los documentos ante el registro de la propiedad. Finalmente, habría que "efectuar las compensaciones económicas oportunas" entre los propietarios y el Concello, tanto en los casos de los propietarios que tenían viviendas que les fueron expropiadas y demolidas, como en el caso de los adjudicatarios de viviendas que no eran dueños de casas demolidas. El Gobierno pretende evitar el trámite de las compensaciones económicas y agilizar el proceso.

Amparo Martínez: "Yo no creo nada, pero ojalá, porque si ahora muero, ¿qué le dejo a mis hijos? Solo una guerra"

Para los vecinos, sin embargo, ni unos ni otros tienen deudas con el Concello. "Algunas viviendas se cambiaron por las que nos expropiaron y no nos pagaron, y otras se entregaron de forma gratuita porque se construyeron en el marco de un plan de erradicación del chabolismo. No creemos que nadie tenga deudas con el Concello", explican.

DETERIORO. Aunque los vecinos desean que les entreguen las escrituras de sus viviendas, lamentan los "problemas" que han sufrido durante casi dos décadas. "En estos 18 años, desde que estrenamos las casas en febrero de 2000", explica Manuel Martínez, "las viviendas se fueron deteriorando. Siempre hubo defectos de construcción. Los azulejos se caen y hay humedades, pero las casas todavía no son nuestras y no podemos arreglarlas. Es muy triste vivir así". Los residentes protestan también porque el Concello les pasa el recibo del agua cada seis meses. "Es un agravio comparativo con el resto de los lucenses. Queremos pagarlo poco a poco, como todo el mundo", exigen.

Además de los vecinos, el grupo municipal del PP también quiso responder este viernes al anuncio de Méndez. "Aplaudimos que se adopte esta solución", apuntó Ameijide, "que foi a que plantexou o PP. So facía falta vontade política".

El gobierno local anuncia que regularizará las casas de A Croa tras...
Comentarios