martes. 03.08.2021 |
El tiempo
martes. 03.08.2021
El tiempo

El Penal número 1 acogió en una mañana 5 vistas por violencia contra la mujer

Manifestación contra as violencias machistas en la Praza Maior de Lugo. SEBAS SENANDE
Manifestación contra as violencias machistas en la Praza Maior de Lugo. SEBAS SENANDE (AEP)
Los juzgados lucenses ingresaron solo en el primer semestre del año 334 delitos de este tipo

El juzgado de lo Penal número 1 de Lugo acogió este jueves por la mañana, en menos de cuatro horas, cinco vistas por delitos vinculados a la violencia de género, una problemática que no da tregua y que acapara un porcentaje considerable de recursos en el ámbito de la Justicia. De hecho, los órganos judiciales de la provincia lucense ingresaron tan solo en el primer semestre del año un total de 334 delitos de este tipo, lo que se traduce en una media de 55 mensuales, prácticamente dos al día.

De los 334 delitos de violencia contra la mujer ingresados en Lugo entre enero y junio, la mayoría -en concreto 157- fueron tipificados como lesiones y malos tratos del artículo 153 del Código Penal (que no exige habitualidad), mientras que otros 58 se enmarcaron en el apartado de lesiones y malos tratos del artículo 173, que exige que la violencia física o psíquica del acusado sobre la víctima se ejerza de forma habitual.

Según los datos recabados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), también se contabilizaron en el primer semestre del año otros 36 delitos contra la libertad de la mujer, dos delitos contra la intimidad y el derecho a la propia imagen, cinco delitos contra la libertad sexual, y 66 delitos de quebrantamiento de penas y medidas cautelares, entre otros.

JUICIOS. Las cifras, sin duda, exponen el problema, pero no son capaces de transmitir la realidad de las víctimas, que acuden cada día a los juzgados obligadas a revivir episodios que ansían olvidar.

"Vayas donde vayas no vas a seguir viva, que sé donde encontrarte"

Una de estas mujeres declaró el jueves ante la jueza del Penal 1 a través de videoconferencia y retiró la acusación particular contra su agresor, que se enfrentaba a dos años de prisión y finalmente pactó con la Fiscalía una condena de 9 meses de cárcel. El hombre reconoció que el 13 de mayo de 2018, alrededor de las siete de la tarde, discutió con su pareja y, con ánimo de atemorizarla, le dijo: "Vayas donde vayas no vas a seguir viva, que sé donde encontrarte". Acto seguido, le propinó una bofetada. Tras la agresión, abandonó la vivienda, pero poco después regresó y le dio un puñetazo en la cara, provocando que la víctima comenzara a sangrar por la nariz.

Tras reconocer los hechos, las partes llegaron a un acuerdo para suspender la pena, siempre y cuando el acusado no vuelva a delinquir en los próximos 24 meses, no se acerque a la víctima en tres años y realice el curso de sensibilización para maltratadores.

También alcanzó un pacto con la fiscal otro joven acusado de llamar insistentemente a su expareja y enviarle multitud de mensajes por Whatsapp y por Facebook, hasta que la chica lo bloqueó. El acusado reconoció que la amenazó, la insultó y la instó en varias ocasiones a que dejara de relacionarse con un amigo. "Todas estas conductas", apuntó el ministerio público, "provocaron una situación de angustia en la perjudicada y perturbaciones en su vida diaria".

Por estos hechos, que fueron calificados como un delito de coacciones, el joven se enfrentaba a un año de cárcel, pero pactó una reducción de condena.

El acusado discutió con la víctima en su domicilio, la agarró por el pelo y la zarandeó, todo ello sin importarle que los dos hijos de la pareja -ambos menores de edad- presenciaran la agresión

En el transcurso de la mañana del jueves, otro lucense se sentó en el banquillo de los acusados por discutir con su pareja a finales de septiembre de 2018, cuando supuestamente le propinó varias bofetadas en la cara y en la cabeza. Dos meses después, la mujer caminaba por la Avenida da Coruña con el carrito de su bebé -de tan solo tres meses-, y el hombre la sorprendió por detrás y le dio un puñetazo.

El escrito de acusación de la Fiscalía recoge otro episodio violento ocurrido el 26 de noviembre de 2018, cuando le arrebató a su esposa por la calle el carrito del niño y lo zarandeó, "llegando casi a volcarlo". Además, la empujó a ella con fuerza. En este caso, el ministerio público solicitó para el acusado un año de cárcel y el juicio quedó visto para sentencia.

El Penal número 1 de Lugo también celebró este jueves una vista contra un hombre acusado de malos tratos por agredir supuestamente a su mujer sobre las cinco de la tarde del 9 de septiembre de 2018. El acusado discutió con la víctima en su domicilio, la agarró por el pelo y la zarandeó, todo ello sin importarle que los dos hijos de la pareja -ambos menores de edad- presenciaran la agresión. El ministerio fiscal solicitó para el hombre una condena de 11 meses de prisión, así como cinco años sin poder aproximarse ni comunicarse con la víctima por ningún medio.

Finalmente, el mismo órgano acogió otra vista contra un lucense acusado de discutir con su compañera sentimental, sobre las doce de la mañana del 7 de febrero de 2018, y golpearla. La acusación pública mantiene que el agresor la agarró presuntamente por el pelo, le propinó dos bofetadas en la cara y le dio una patada en el costado. Por todo ello, la Fiscalía lucense solicitó para el agresor una pena de once meses de cárcel y dos años de alejamiento de la mujer. El juicio quedó visto para sentencia.

El Penal número 1 acogió en una mañana 5 vistas por violencia...
Comentarios