sábado. 19.09.2020 |
El tiempo
sábado. 19.09.2020
El tiempo

Los gatos campan a sus anchas en Lugo

Unos gatos en la parte trasera del Museo Provincial. XESÚS PONTE
Unos gatos en la parte trasera del Museo Provincial. XESÚS PONTE
El encargado de controlar y esterilizar los felinos callejeros es el Concello, pero no lo está haciendo ni la Protectora se hace cargo de ellos

Los gatos callejeros son competencia del área de Medio Ambiente del Concello, según la Lei de Protección e Benestar dos Animais de Compañía que aprobó el Parlamento gallego en octubre de 2017. Después de que varios de estos animales atacaran a un lucense que paseaba a su perro en Sanfiz, resulta de interés saber cuánto se ha avanzado en el control de población de felinos.

El Concello asegura que hace meses se encargó un estudio, cuyo objetivo final sería poder localizar todas las camadas que hay en la ciudad y, posteriormente, proceder a su esterilización para que la población no aumente sin control.

La Protectora de Animales tiene un convenio con el Concello para que su equipo de lanceros acuda a recoger gatos abandonados. Sin embargo, desde la Protectora aseguran que no pueden acoger a todos los gatos callejeros y por eso han optado por hacerse cargo solo de aquellos que llevan algún tipo identificación y de los que están heridos. Los gatos que se encuentran habitualmente en las calles no son animales domésticos y, por tanto, no son adoptables y llevarlos a la protectora sería condenarlos a vivir en una jaula el resto de su vida. Los gatos callejeros que son recogidos por la Protectora para realizarles algún tipo de tratamiento veterinario tienen que quedarse allí de forma permanente, ya que al haber pasado mucho tiempo entre humanos, son rechazados por los demás aunque sean de la misma camada.

La única medida que la Protectora considera realmente útil y beneficiosa para estos animales es la puesta en marcha de un plan CES: captura, esterilización y suelta. De esta forma, el felino se reincorpora a la camada en la que vivía en menos de 24 horas.

Los encargados de llevar a los animales a las clínicas veterinarias para su esterilización serían voluntarios organizados, pero solo puede llevarse a cabo si el Concello tiene un convenio con estos centros veterinarios, para que los voluntarios no tengan que pagar el tratamiento de su propio bolsillo.Los voluntarios serían también los encargados de vigilar y alimentar a los animales. Actualmente, en Lugo ya hay una serie de voluntarios que se encargan de controlar y alimentar a los gatos callejeros, sin embargo, no hay una coordinación real con las instituciones.

La existencia de gatos callejeros es muy habitual en ciudades como Lugo donde hay una gran cantidad de solares vacíos y abandonados.Su presencia es muy beneficiosa para evitar la proliferación de roedores y otros animales.

Los gatos callejeros no suelen acercarse a los humanos y, por tanto, no son peligrosos, salvo en situaciones excepcionales en las que se ven amenazados, como puede ser, la época de cría.

El arañazo de un gato puede causar infecciones, especialmente si es el de uno callejero que no tiene las vacunas pertinentes. Los sanitarios recomiendan que si alguien es arañado por un gato acuda al hospital para recibir tratamiento.

Los gatos campan a sus anchas en Lugo
Comentarios