miércoles. 13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo

REUMATÓLOGO DEL HULA

García Porrúa: "Al ciudadano le falta información sobre la artritis reumatoide"

El reumatólogo del Hula Carlos García Porrúa. EP
El reumatólogo del Hula Carlos García Porrúa. EP
Dolor, inflamación y dificultad de movimientos son los primeros signos de esta enfermedad. Un diagnóstico precoz es clave

EL CAMINO DE LUCHA contra la artritis reumatoide se ha redireccionado en los últimos años gracias a las terapias personalizadas. Estas mejoran los síntomas y controlan la progresión de la patología.

Este sábado se celebró el Día Mundial de la Artritis Reumatoide. ¿Cree que es una enfermedad sobre la que, en general, hay una mala información?
No diría mala información, sino información escasa, y en este sentido esta declaración del día de hoy permite concienciar, informar y, en definitiva, darle más visibilidad a esta patología entre la población general.

¿Cuáles son las características principales de esta dolencia?
El término artritis incluye todas aquellas enfermedades reumáticas en las que se desencadena inflamación. Esta inflamación causa dolor e hinchazón de las articulaciones y tejidos circundantes. Sin embargo, son múltiples las causas que pueden ocasionar en una persona la presencia de artritis: las infecciones, el depósito de cristales de ácido úrico, la artritis reumatoide, etc. Esta es una enfermedad crónica que se caracteriza por provocar inflamación en las articulaciones y en los tejidos circundantes. En ocasiones también puede afectar a otros órganos y sistemas como el pulmón, el riñón y el corazón, por lo cual se considera una enfermedad sistémica. Las pruebas de laboratorio, sin ser diagnósticas, permiten una gran ayuda al clínico. El factor reumatoide y el anticuerpo péptido cíclico citrulinado, además de ayudar en el diagnóstico, también pueden predecir qué pacientes podrían tener una enfermedad más severa.

¿Hay algún perfil tipo para estos pacientes?
Las personas con mayor riesgo de desarrollar artritis reumatoide son aquellas que tienen familiares de primer grado con la enfermedad, presentan dolores articulares y alteraciones analíticas como la presencia de anticuerpo péptido cíclico citrulinado o factor reumatoide, sobre todo en valores altos.

La natación, caminar y la gimnasia articular son ejercicios muy recomendables

¿Cuáles son sus primeras manifestaciones?
Es frecuente que un paciente nos consulte por dolores articulares. No obstante, el diagnóstico, además de que el paciente tenga dolores articulares, se basa en la presencia de una serie de síntomas y signos. Es necesario buscar inflamación, la cual es la responsable del dolor, la hinchazón, y la rigidez que estos pacientes pueden tener. Además, todo ello conlleva pérdida de la movilidad articular.

En los últimos años ha habido importantes avances terapéuticos, ¿cómo se está abordando actualmente esta enfermedad?
Comprender el funcionamiento de las células y el mecanismo causal de las enfermedades ha supuesto un avance considerable a nivel terapéutico. Actualmente conocemos diferentes sustancias biológicas que participan en el proceso inflamatorio y, por tanto, también se han desarrollado tratamientos que bloquean estas sustancias. En estos momentos disponemos de medicamentos dirigidos de forma muy específica a hacer frente a un funcionamiento alterado de las células que provoca enfermedad. La fabricación de estos medicamentos es mediante el cultivo de células vivas y no por procesos químicos, por lo que reciben el nombre de terapias biológicas. Los fármacos biológicos utilizados en reumatología son inhibidores selectivos de las moléculas que provocan la inflamación (factor de necrosis tumoral, interleukinas, etc). Estos tratamientos biológicos son capaces de bloquear el proceso inflamatorio, por lo que su utilización conlleva la mejoría del dolor, de la hinchazón y de la rigidez que presentan estos enfermos, controlando además la progresión de la enfermedad. No obstante, la elección del mejor tratamiento para cada caso debe ser una decisión consensuada médico-paciente, valorando los riesgos y beneficios de cada terapia.

¿Qué pautas no farmacológicas deben seguir los pacientes?
Promover estilos de vida saludables, como el mantenimiento de una dieta adecuada y la realización de ejercicio físico moderado y adaptado, mejora la evolución de la artritis, ya que reduce el dolor y aumenta la movilidad. La actividad física favorece el tono muscular y la estabilidad de las articulaciones, siendo el mejor estimulante que existe para la formación del hueso en el esqueleto. Es la mejor forma de combatir los efectos debilitantes de la enfermedad. El ejercicio físico debe ser adaptado a la capacidad de cada persona: edad, situación cardiovascular, entrenamiento previo y situación de la enfermedad. El abandono del hábito tabáquico, una correcta limpieza bucodental que permita reducir el número de bacterias en la boca y la preservación de nuestra flora intestinal, con especial énfasis en determinadas dietas y el adecuado uso de antibióticos, constituyen los pilares básicos en la prevención actual de la artritis reumatoide.

En detalle
Prevalencia
"Cada año se diagnostican entre 25-50 casos por cada 100.000 habitantes. En total, se calcula que en España hay entre 220.000 y 430.000 adultos con artritis reumatoide. Ni en Lugo ni en Galicia disponemos de estudios epidemiológicos concretos, aunque sería de esperar una mayor prevalencia ya que nuestra población está más envejecida".

Así será el futuro 
"Aunque hemos avanzando en la identificación de algunos marcadores biológicos de la enfermedad (factor reumatoide, anti péptido cíclico citrulinado), todavía nos queda mucho por conocer. El reto consiste en avanzar en el desarrollo de una medicina personalizada y poder identificar aquella terapia que teniendo en cuenta el perfil de la enfermedad sea la más adecuada para cada paciente".

García Porrúa: "Al ciudadano le falta información sobre la artritis...
Comentarios