lunes. 28.09.2020 |
El tiempo
lunes. 28.09.2020
El tiempo

Una fuga con escaso recorrido

Agentes con el coche implicado.EP
Agentes con el coche implicado.EP
Un hombre reclamado por la justicia siembra el pánico al volante al huir de la Policía Nacional ►Circuló en dirección contraria y por la acera, siguió su huida a pie y fue detenido poco después

Un conductor que cometió todo tipo de infracciones cuando huía de la Policía Nacional de Lugo sembró este miércoles el pánico en el barrio de A Residencia y logró darse a la fuga a pie y despistar a los agentes. Sin embargo, su éxito duró muy poco, ya que consiguieron localizarlo tan solo unas horas más tarde y fue detenido.

El suceso se produjo alrededor de la una y media del mediodía, cuando una patrulla policial que realizaba labores de vigilancia por la ciudad reconoció a un hombre que circulaba al volante de un turismo y que tenía una orden de busca y captura dictada por un juzgado lucense.

Los agentes procedieron a darle el alto, pero el conductor pisó el acelerador y se dio a la fuga. El hombre circuló en dirección contraria por varias calles, haciendo caso omiso a las señales de tráfico que se iba encontrando en su camino. De hecho, llegó a subirse con su vehículo a las aceras y puso en grave peligro la seguridad de los viandantes y de los demás conductores que circulaban correctamente por la zona.

El conductor circuló a gran velocidad por las calles de la capital, por lo que la patrulla que lo perseguía tuvo que aminorar la marcha para no poner en riesgo a la ciudadanía. Finalmente, al llegar a la confluencia de Río Lor con Serra Gañidoira, el hombre se bajó del coche, lo dejó en medio de la calzada y continúo a pie su huida de los agentes que lo seguían.

La Policía Nacional montó un amplio dispositivo de búsqueda y localizó al conductor a media tarde por la zona de Abella, donde fue arrestado para trasladarlo a los calabozos de la calle Chantada. Los agentes comprobaron que el hombre -además de pesar sobre él una requisitoria del juzgado- no tenía carné de conducir y el turismo carecía del seguro obligatorio y tampoco había pasado la ITV, por lo que su hazaña le costará varias imputaciones en materia de seguridad vial.

La Policía Local también acudió al lugar en el que el detenido había abandonado su turismo, que fue retirado por la grúa y trasladado hasta el depósito municipal. El suceso levantó gran expectación en la zona, ya que las calles por las que conductor se dio a la fuga se encontraban muy concurridas a esa hora del mediodía.

Una fuga con escaso recorrido
Comentarios