miércoles. 27.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.01.2021
El tiempo

Fricción entre Magisterio y el Anpa del Ceip Anexa por las horas de uso del párking

La facultad de Magisterio y el Ceip A Anexa. VICTORIA RODRÍGUEZ
La facultad de Magisterio y el Ceip A Anexa. VICTORIA RODRÍGUEZ
Padres instan a los profesores de la facultad a no maniobrar a la hora de entrada y salida de los niños

La proximidad del Ceip Anexa y la facultad de Formación de Profesorado, que les obliga a compartir espacios, vuelve a ser fuente de cierta fricción. En este caso, el motivo es el horario de uso del aparcamiento del centro de la USC. La Anpa de Anexa ha pedido por carta que los docentes se abstengan de estacionar o retirar sus vehículos cuando los niños están entrando o saliendo de clase por un motivo de seguridad.

La presidenta de la asociación, María Gallardo, asegura que ella misma ha presenciado dos incidentes en el que un conductor, al maniobrar para abandonar el aparcamiento, casi golpea a un niño despistado. Recuerda que los pequeños se desperdigan por el aparcamiento antes de entrar en el cole o cuando salen de las instalaciones y propone que se anime al profesorado de Magisterio a dejar sus coches a las nueve menos cuarto y retirarlos a las dos y cuarto; es decir, quince minutos antes y después del inicio y fin de las clases.

Por su parte, la decana de Formación do Profesorado, Carmen Sarceda, respondió a esa carta lamentando que no se pudiera aceptar esa propuesta porque hay muchos docentes que tienen horarios ajustados en distintos centros por lo que el uso del aparcamiento no se puede restringir en horario lectivo. También recuerda que muchos dejan a sus hijos en el colegio antes de ir al centro por lo que el momento en el que estacionan no es un hábito sino una necesidad para poder conciliar. Asimismo otro grupo hace una hora o más de coche para acudir a impartir clases por lo que ve inviable asumir esa petición del Anpa. Propone que los niños esperen a la hora de entrada y salida en la acera y no en el párking.

Por otra parte, recuerda que algunos niños utilizan el bolardo que se baja para acceder a los conductores con permiso para usar el aparcamiento como juguete y que arreglarlo cuesta 400 euros. Al igual que alude a que, recientemente, durante una reunión rectoral, algunos niños del colegio accedieron a la facultad haciendo ruido.

Gallardo replicó después a esa carta pidiendo disculpas por esas circunstancias y puntualizando que es imposible concentrar a los niños en la acera porque las medidas preventivas del covid obligan a mantener distancias y así la ocuparían al completo, impidiendo el paso de los viandantes. Vuelve a solicitar la colaboración de los docentes, ya que dice que no aparcar durante la entrada o salida del cole es una medida que afectaría a pocos y que solo precisa de "boa intención".

Fricción entre Magisterio y el Anpa del Ceip Anexa por las horas de...
Comentarios