viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

"Formaba bien a mis alumnos", insiste la acusada de abrir una falsa academia

Una maza de un juez. AEP
Una maza de un juez. AEP
El fiscal mantiene que convenció a 7 lucenses para que prepararan oposiciones que no existían y que llegó a asegurarles puestos de trabajo. La mujer lo niega y afirma que daba lo que ofertaba

Una mujer acusada de estafar a varios lucenses con una falsa academia para preparar oposiciones defendió ayer su inocencia en el juzgado de lo Penal número 1 de Lugo y aseguró que siempre impartió la formación que ofertaba y para la que tenía preparación. "Yo solo tenía el graduado escolar, pero había estado antes dando clase en otra academia y conocía perfectamente el temario. Eran oposiciones básicas y nadie me dijo nunca que se sintiera estafado o que me fuera a denunciar. Ahora mismo, mi situación económica es mala, pero si pudiera les devolvería todo el dinero", dijo.

La Fiscalía, sin embargo, mantiene que la acusada, "sin tener preparación alguna ni profesores contratados", ofertaba a través de anuncios "todo tipo de formación, especialmente módulos profesionales de cuatrocientas clases y preparación para, aproximadamente, trescientas oposiciones distintas de empleo público de diversas administraciones y niveles, así como cursos de idiomas".

La acusación pública alega que, desde 2012 y durante un par de años, desde un bajo alquilado en la Avenida da Coruña -en el que recibía a sus víctimas una a una en distintos horarios para que no coincidieran-, E.S.C. se las arregló para que sus alumnos le fueran pagando por adelantado "no solo las clases que no recibían, sino hasta los temarios que les facilitaba, que eran material de editoriales para los que no tenía autorización". También les daba algunas hojas de test, que luego le entregaban a ella para que los corrigiera. Solo iban a la academia, en la que no trabajaba nadie, cuando ella los citaba y solo para entregar y corregir los test.

La Fiscalía pide para la mujer dos años y medio de cárcel por estafar en total 11.500 euros y la acusación particular solicita tres años

La acusada, según la versión de la Fiscalía, consiguió convencer a los afectados de que pronto se iban a convocar distintas oposiciones por parte de la Xunta y de que si las preparaban en su academia tenía los contactos necesarios para asegurarles alguno de los puestos, para lo que alardeaba de contactos. A las personas que dudaban, o que no disponían de suficiente dinero, las presionaba con llamadas en las que advertía que si no se decidían rápido ofrecería las plazas a otros alumnos.

Finalmente, la mujer cerró la academia y sumó siete denuncias, por lo que fue acusada de un delito de estafa, por el que la Fiscalía pide dos años y medio de cárcel, mientras que los afectados que ejercen la acusación particular elevan la petición a tres años. Los denunciantes -a los que según la Fiscalía estafó un total de 11.500 euros- explicaron ayer en el juicio que vieron anuncios de ofertas de empleo y acudieron al lugar indicado. Una vez allí, la acusada les dijo que no se ajustaban al puesto, pero les ofertó formación para preparar una oposición. "Decía que ella tenía contactos y que podía interceder", declararon.

Tras cerrar la academia, la mujer se trasladó a Holanda y, según los afectados, o ya no les cogía el teléfono, o les daba "largas" sobre los exámenes y los puestos de trabajo. Según figura en el escrito de acusación de la Fiscalía, la joven ya fue condenada en firme en dicho país en el año 2017 por un delito de hurto o robo. Además, le constan varios antecedentes por delitos relacionados con la seguridad vial.

"Formaba bien a mis alumnos", insiste la acusada de abrir una falsa...
Comentarios