El fiscal pide cárcel para tres implicados en una pelea con navajas y palos en la Rúa Tui

Un padre y su hijo apuñalaron a un joven, que los atacó con una barra de hierro y un cajón de madera. El juicio fue aplazado este jueves en el Penal 2
2020011011075891275
photo_camera Una patrulla por la Rúa Tui, donde se produjo el altercado. XESÚS PONTE / AEP

El ministerio fiscal solicita que tres hombres implicados en una de las trifulcas que se registran con frecuencia en la Rúa Tui vayan a prisión por la tangana que protagonizaron hace ya tres años, cuando se atacaron en plena calle con navajas y palos. Dos de los acusados -padre e hijo, con iniciales L.B.L. y J.B.L.- se enfrentan a sendas penas de tres años de cárcel, mientras que el otro hombre, D.L.C., afronta cuatro años de prisión. Los tres iban a ser juzgados este jueves en el Penal número 2 de Lugo, pero la vista se aplazó.

El altercado, tal y como se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía, ocurrió sobre las siete de la mañana del 25 de septiembre de 2016, cuando un grupo de personas inició una discusión a las puertas de un pub. En un momento del altercado, un joven sacó un cuchillo y se lo clavó por la espalda a otro. El padre del agresor observó la escena, por lo que se acercó a ellos y le clavó otra navaja al mismo chico en el estómago.

La víctima, por su parte, cogió una barra de hierro, de un metro de largo, y atacó a uno de sus contrincantes, que acabó con varias costillas rotas y lesiones en la cabeza. Además, cuando padre e hijo se subieron a un coche para marcharse, D.L.C. comenzó a golpear el vehículo con un cajón de madera y le causó daños.

Los tres hombres resultaron heridos y tuvieron que recibir asistencia médica. El joven apuñalado permaneció varias horas en el servicio de Urgencias del Hula, pero las heridas que presentaba eran superficiales y recibió el alta ese mismo día.

El incidente desató entonces la indignación de los vecinos, que llevaban años mostrando sus quejas por las peleas que se registraban continuamente en plena calle, protagonizadas por algunos clientes que salían de varios pubs de ambiente latino.

La problemática que denunciaban entonces los residentes de la Rúa Tui y de las calles próximas no cesó y los afectados aseguran que, a día de hoy, continúan los altercados. De hecho, en los últimos meses, tanto la Policía Nacional como la Local realizaron varias inspecciones en los establecimientos de ocio de la zona, donde levantaron actas por consumo de estupefacientes y por diversas deficiencias en los locales.