viernes. 19.07.2019 |
El tiempo
viernes. 19.07.2019
El tiempo

El fiscal acusa de tentativa de homicidio a tres jóvenes por una pelea a cuchilladas

Uno de los agresores yace en el suelo tras ser golpeado por otros participantes en la pelea. AEP
Uno de los agresores yace en el suelo tras ser golpeado por otros participantes en la pelea. AEP

Atacaron a una pandilla con la que habían discutido en un pub en pleno casco viejo e hirieron a una chica y dos chicos ▶ La trifulca se trasladó a otro local, donde una joven del grupo atacado se enfrentó a ellos e hirió al portero del bar

La Fiscalía de Lugo acusa de un delito de homicidio en grado de tentativa a tres jóvenes que en junio de 2017 provocaron una pelea multitudinaria en plena zona de marcha de Lugo, en la que utilizaron cuchillos y en la que resultaron heridas seis personas, cuatro de ellas por arma blanca. Por este delito solicita ocho años de prisión para cada uno, a los que hay que sumar otros diez por dos delitos de lesiones para dos de ellos y seis para el tercero.

Aún hay una cuarta persona que se sentará en banquillo de los acusados por esta pelea. Se trata de una chica de la cuadrilla a la que se enfrentaron los tres jóvenes, que incluso dejó a uno de ellos herido con varios cortes en la cabeza. Sin embargo, el fiscal no la acusa por estos hechos, sino por el corte que propinó en un brazo al encargado de seguridad de un pub que trató de frenar los ataques y que resultó herido de forma fortuita. La pena que se solicita para ella por parte de Fiscalía es de tres años.

Los hechos dieron comienzo en torno a las 4.00 de la mañana del 18 de junio de 2017. Según el escrito de acusación, los hermanos de origen argentino Santiago Ariel G. (21 años) y Pablo David G. (27) y su amigo Juan Carlos P.G. (21) discutieron con un grupo en un pub de la calle Falcón, en el casco histórico. Tras marcharse de allí, "regresaron al dicho lugar armados con cuchillos de cocina y puestos de común acuerdo y con ánimo de acabar con su vida" apuñalaron en el costado a una de las integrantes del otro grupo, una mujer de 37 años. La víctima sufrió tres cuchilladas, una de las cuales le provocó un neumotórax que necesitó intervención quirúrgica.

La Fiscalía solicita en total 18 años de prisión para dos de los acusados y 14 para el tercer implicado, además de tres para otra chica

Durante la pelea que se desató, los tres supuestos agresores acuchillaron también a otros dos miembros del grupo al que se enfrentaban, además de propinarles patadas y puñetazos. Ambos tuvieron que ser atendidos y recibieron diversos puntos y suturas.

Según pudo constatar la Policía en su investigación, la respuesta de los agredidos consiguió poner en fuga a los agresores y la trifulca se trasladó unos metros más arriba, a la calle Catedral, en ese momento repleta de jóvenes de fiesta que reaccionaron alarmados ante la presencia de los tres jóvenes armados con cuchillos y la trifulca que traían tras de sí.

Uno de los encargados de seguridad de un pub de la calle Catedral trató de mediar en el tumulto, al que se habían sumado también algunas de las personas que estaban de fiesta y se vieron amenazadas por la situación. En ese tumulto, según Fiscalía, tuvo una participación muy activa una mujer de 33 años, L.L.C.M, amiga de las personas a las que habían apuñalado y que se había armado con un vaso roto, con el que, según las investigaciones policiales, causó diversas heridas en la cabeza a uno de los hermanos protagonistas. Fue durante esa fase confusa de la pelea cuando, en opinión de la Fiscalía, L.L.C.M. cortó en un brazo al encargado de seguridad del pub, al que le tuvieron que suturar una herida de cinco centímetros.

Entre los tres, deberán hacer frente en caso de condena a indemnizaciones por un montante total de 17.000 euros

La intervención policial permitió, primero, que los encargados de los servicios sanitarios pudieran abrirse paso entre el tumulto para atender a los heridos, entre ellos uno de los tres acusados, que quedó tendido en la calle en medio de un charco de sangre. En ese momento, además, se detuvo también a su hermano, mientras que al día siguiente la Policía capturó al tercer implicado. Los tres están en prisión provisional desde entonces. También fue detenida la mujer ahora acusada, si bien fue puesta en libertad tras prestar declaración.

La Fiscalía, además de los 18 años de cárcel para dos de los acusados y 14 para el tercero, solicita que cuando salgan de prisión permanezcan otros diez años bajo libertad vigilada. Entre los tres, deberán hacer frente en caso de condena a indemnizaciones por un montante total de 17.000 euros.

Penas
Cuatro años de diferencia por los antecedentes


El fiscal pide 18 años de prisión para Juan Carlos P.G. y Pablo David G, mientras que para el hermano de este, Santiago Ariel G. reclama cuatro menos. La explicación es que los dos primeros cuentan con condenas firmes por hechos similares, circunstancia agravante de reincidencia. Ambos tienen a sus espaldas sentencias por lesiones. Uno de ellos, de hecho, aún tenía en el momento de los hechos la prisión de Bonxe como domicilio para las notificaciones.

 

El fiscal acusa de tentativa de homicidio a tres jóvenes por una...