martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

Una firma de Lugo recupera el puente del encuentro entre Franco y Hitler

AppleMark
María y Justo Otero, junto a piezas de la balaustrada, que ya está lista para ser instalada. VICTORIA RODRÍGUEZ
La empresa Fundinoxcorten acaba de terminar la reconstrucción de la balaustrada del viaducto que une Irún y Hendaya, una pieza cargada de historia

El puente internacional de Santiago, que une Irún y Hendaya y que pasó a la historia por el encuentro entre Franco y Hitler de 1940, se reconstruye ahora en una empresa de Lugo.

Fundinoxcorten, firma al frente de la que están Justo y María Otero Rodríguez, acaba de terminar una reproducción exacta de la singular balaustrada del viaducto, que está en fase de restauración.

La empresa lucense ha reconstruido 216 metros lineales de la balaustrada y restaurado otros ocho metros lineales, ya que el proyecto incluía la idea de conservar una parte de la histórica estructura, emblema de la frontera entre España y Francia sobre el río Bidasoa.

Generated by  IJG JPEG LibraryEl puente está cargado de historia, y no solo por la reunión de Franco y Hitler, la única que tuvieron y en la que el dictador español puso al alemán condiciones leoninas con el fin, presuntamente, de evitar meter a España en la Segunda Guerra Mundial. Así, el viaducto es también, por ejemplo un enclave señalado del Camino del Norte a Santiago.

El encargo de reconstruir las balaustradas llegó a la empresa lucense desde Acciona, la compañía que realiza la rehabilitación del puente. Partiendo de la estructura original, en Lugo se hicieron los moldes para hacer una nueva pieza idéntica a la antigua, datada en el siglo XIX y que debió ser construida por alguna de las entonces prósperas industrias del hierro vascas.

La balaustrada se ha fabricado con función de hierro, ensamblado en acero inoxidable, para evitar la corrosión. La pieza está acabada y pronto se instalará en el puente, un trabajo que harán los técnicos de Fundinoxcorten.

En Lugo solo queda ya realizar una imprimación especial, para protegerla de las inclemencias meteorológicas, y después la pieza se trasladará a Santander, donde se pintará en una empresa especializada en pinturas que protegen de factores corrosivos como los que propicia la salinididad del mar, muy próximo al puente.

En la empresa que dirigen Justo y María Otero están encantados con el encargo, porque les ha permitido reconstruir una pieza cargada de singularidad, aunque dicen que, económicamente, el encargo está lejos de ser de los más importantes que realizan.

De hecho, la firma lucense trabaja ahora en proyectos de mucha mayor envergadura, como la estación del Ave de León, para la que fabrican estructuras desde hace dos años, o la nueva estación intermodal de Santiago de Compostela y el cerramiento de la Zona Franca de Vigo.

Al reconstruir la balaustrada del puente internacional de Santiago, Justo y María Otero recuperan además lo que casi es una tradición familiar, ya que su padre ya había fabricado, estando al frente de Fundiciones Pardo, piezas tan singulares como la puerta del Banco de España o el cierre del Parque del Retiro.

Además de reconstruir la balaustrada del puente, la empresa lucense también ha restaurado los hitos históricos del viaductos, que marcan la frontera entre los dos países e incluyen los escudos de los dos territorios.

Una entrevista que marcó a Europa
La entrevista entre Franco y Hitler se celebró en la estación de Hendaya, justo al pasar el puente. Por ese viaducto llegó el español y a él se dirigieron las miradas impacientes de los alemanes porque Franco llegó al encuentro tarde. La demora, según algunas teorías, habría sido intencionada, para alentar los nervios del dictador alemán.
Condiciones
El fin de la reunión era negociar la entrada de España en la Segunda Guerra Mundial, lo que habría beneficiado al eje alemán. La teoría más extendida es que Franco no quería entrar en la contienda y, por ello, lo que hizo fue poner unas condiciones que resultaban inaceptables para los alemanes y para sus socios franceses e italianos, ya que el español reclamaba como contrapartidas territorios africanos en manos de esos países. La posición española pudo ser decisiva para el resultado de la guerra y la historia de Europa.
Hace casi 80 años
La entrevista entre los dos dictadores tuvo lugar el 23 de octubre de 1940. Para entonces el puente había sido escenario de mucha historia y han pasado décadas hasta su recuperación. Directivos de Acciona visitaron ayer Lugo para ver el resultado de la reconstrucción del balaustre.
 

Una firma de Lugo recupera el puente del encuentro entre Franco y...
Comentarios