Fesan gestionará el nuevo geriátrico de A Residencia, con 120 plazas públicas

El presidente de la fundación asegura que la búsqueda de los más de 50 trabajadores que tendrá comenzará de forma inminente. Todavía no hay fecha de apertura aunque, si se cumplen plazos de tramitación, podría ser a lo largo de abril
Fachada de la nueva residencia construida por la fundación Amancio Ortega. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Fachada de la nueva residencia construida por la fundación Amancio Ortega. VICTORIA RODRÍGUEZ

La Fundación de Estudios y Análisis (Fesan) ha sido propuesta para gestionar el geriátrico que la Fundación Amancio Ortega levantó en el barrio de A Residencia, que incorporará en la provincia otras 120 plazas públicas. La mesa de contratación de la Consellería de Política Social, titular del centro, ha seleccionado la oferta de Fesan entre tres, fundamentalmente por la rebaja que presentó en cuanto al coste por plaza.

La Xunta licitó la gestión con una propuesta de 60 euros al día más Iva, que Fesan rebajó hasta 55. Fundación Gerón presentó una oferta con los 60 y Fundación Vadegogos lo bajó hasta 59. De esta manera, Fesan se hizo con los 40 puntos máximos con los que se valoraba esa mejora del contrato.

La nueva residencia es un centro público pero la Xunta decidió que la gestión fuese privada y a cargo de una entidad sin ánimo de lucro. Lo mismo ocurre con la que construyó Amancio Ortega en Santiago, que igualmente será adjudicada a Fesan.

La fundación lleva las riendas de seis residencias más, aunque de menor tamaño, de las que solo la de Escairón está en la provincia

Su presidente, Manuel Rodríguez Sedano, confirmó el jueves que se empezará a buscar personal de forma inminente. Cada una de las residencias tendrá más de 50 trabajadores, de los que, según la ratio establecida en los pliegos, al menos 44 tendrán que ser de atención directa, como auxiliares, enfermería 24 horas (requisito para todas las residencias de más de 39 plazas), médico, fisioterapeuta, trabajador social, educador social...

Explicó que todavía no se cuenta con fecha de apertura, dado que por el momento lo que hay es la propuesta de la mesa de contratación y debe todavía adjudicarse y pasar el plazo pertinente de alegaciones para que sea definitiva.

Si los trámites continúan con normalidad, la puesta en marcha podría llegar a lo largo de abril.

La fundación ya gestiona otras seis residencias en Galicia, de las que una en Brión, es de su propiedad; mientras que otras dos en Santiago y una en Vilagarcía son de iniciativa privada. También lleva otra en Ordes, de titularidad municipal, y una sexta en Escairón, la única hasta ahora en la provincia de Lugo, que pertenece igualmente al Concello. Además se hace cargo de 12 escuelas infantiles, un centro de FP y ofrece cursos formativos.

Aunque tiene experiencia en la atención geriátrica, lo cierto es que los centros que Fesan gestiona hasta ahora son de menor envergadura, de unas 50 plazas cada uno. Con la asunción de los nuevos geriátricos de Lugo y Santiago la fundación dará un salto cuantitativo dentro del sector, un reto que, según su presidente, afrontan con la intención de mantener "el trato cercano" con el usuario.

Pese a que la gestión corra a cargo de esta fundación, las 120 plazas son de titularidad pública y serán adjudicadas por la Consellería de Política Social por orden de lista de espera. Las familias esperan con mucho interés la puesta en marcha de las nuevas instalaciones que vienen a sumar ese centenar de plazas a las alrededor de 1.500 públicas que hay en la provincia, claramente insuficientes para la demanda.

OTROS CENTROS. No es esta la única residencia pública que la Xunta tiene en la ciudad de Lugo, donde también cuenta con las de A Milagrosa y As Gándaras. A diferencia de la que se abrirá ahora en A Residencia, en esos casos se hace cargo de su gestión directa.

También difieren de la nueva en el tipo de usuario. Por ejemplo, la de A Milagrosa es un centro en el que los residentes son autónomos, con bajo grado de dependencia. En el caso de As Gándaras, la residencia de mayor tamaño, la mayoría de sus plazas son igualmente para ese perfil de residente, aunque en ese caso sí hay otros con más grado de dependencia, fundamentalmente usuarios con su plaza que han ido incrementándolo con el paso de los años.

En la de A Residencia se atenderán a todo tipo de usuarios, incluidos grandes dependientes, que son personas que necesitan más cantidad de cuidados y de una manera más constante.

La dotación más esperada

Después de la puesta en funcionamiento del PAC y Centro Integral de Salud de A Residencia, la apertura del geriátrico era la más esperada en el barrio, ya que incrementará de forma notable el número de vecinos, así como de visitantes.

Otras aperturas
Sigue pendiente que entre en marcha la oficina de empleo, que integra en un solo edificio las dos que operaban en la ciudad. Algunos servicios sanitarios también están pendientes de trasladarse a la zona.

Comentarios