miércoles. 20.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.10.2021
El tiempo

Los feriantes entran al consistorio al grito de "queremos trabajar"

Maite Ferreiro, rodeada por los feriantes. SEBAS SENANDE
Maite Ferreiro, rodeada por los feriantes. SEBAS SENANDE
La concejala de cultura, Maite Ferreiro, que fue increpada, dice que estudiarán abrir el recinto ferial si la Xunta cambia sus protocolos

La edil de cultura, Maite Ferreiro, anunció este lunes que, si la Xunta "muda os protocolos", el Concello de Lugo estudiará la "posibilidad" de colocar las barracas este San Froilán. Así lo dijo después de una jornada tensa, en la presencia de los feriantes en el consistorio acaparó toda la atención. Tampoco se celebró la comisión de fiestas, al ausentarse los representantes de PP y Ciudadanos.

PROTESTA. Más de medio centenar de feriantes y barraquistas entraron este lunes el consistorio de Lugo al grito de "queremos trabajar" para exigir que se les deje montar sus puestos y atracciones en San Froilán.

Los feriantes se concentraron, con pitos, en la Praza Maior aprovechando que se iba a reunir la comisión de fiestas para, previsiblemente, decidir que no hubiese recinto ferial en las patronales lucense. La concejala de cultura, la nacionalista Maite Ferreiro, acabó saliendo hasta los soportales del concello para explicarles los condicionantes para abrir el recinto ferial durante el San Froilán.

Una vez concluidas sus explicaciones, en las que arguyó las limitaciones que impone la Xunta, una avalancha de propietarios de barracas se lanzó detrás de la edil hasta entrar en el Consistorio, donde apenas se pudo frenar la entrada a estas personas. 

Un portavoz de los feriantes: "La gran mayoría no ha salido este año y no nos llega para comer"

Cuatro patrullas de la Policía Local y otras tantas de la Nacional intervinieron para evitar que se registrasen incidentes porque varias decenas de feriantes accedieron a la casa consistorial.

Ferreiro salió a dar explicaciones y acabó increpada: una avalancha entró en el consistorio tras ella

REUNIÓN CON LOS FERIANTES. Ferreiro se reunió finalmente con tres representantes de los barraquistas para explicarles por qué el Concello no permitirá el mes que viene la instalación de atracciones. A la salida de ese encuentro, los feriantes anunciaron que trasladarán su protesta a la Xunta para que modifique las condiciones que imposibilitan que se puedan instalar las barracas durante la fiestas de San Froilán.

Ferreiro, por su parte, les trasladó el compromiso de que el Concello estudiará la posibilidad de colocar barracas "si el Gobierno gallego publica nuevos protocolos en tiempo y forma". El protocolo sanitario actual establece la necesidad de garantizar en el recinto ferial un espacio de tres metros por persona en las zonas de tránsito, además de diferenciar espacios de entrada y salida y controles de aforo.

Uno de los feriantes, Ángel Gutiérrez, ha apelado a que llevan "parados 20 meses". "La gran mayoría no ha salido este año y no nos llega para comer", ha señalado. Más de un centenar de estos trabajadores dependen del sector en Lugo, ha abundado. "Todos están trabajando y nosotros no. Ahora viene San Froilán, las fiestas de Lugo que son muy buenas fiestas y además muchos de los que estamos aquí no hemos salido en todo el año, no hemos hecho nada y tenemos que comer como todo el mundo, queremos trabajar", ha señalado Gutiérrez.

Sin el PP ni Ciudadanos
Unos minutos antes de la reunión, el PP anunció que no asistiría a la comisión municipal de fiestas del San Froilán para "no ser cómplice del blanqueo de decisiones impuestas por el BNG".

El gobierno local no es partidario de que abra el recinto ferial este año al considerar que no es oportuno dada la situación sanitaria. El PP propuso repartir las barracas por varias zonas de la ciudad. Tampoco asistió Ciudadanos.

Los feriantes entran al consistorio al grito de "queremos trabajar"
Comentarios