Familias denuncian que menores llevan tres meses sin la atención de un psiquiatra

Presentaron una queja ante la Valedora do Pobo por la falta de personal en el hospital de día infanto-juvenil del Hula
►Demandan también que cuente con un profesor de Secundaria de apoyo como recoge el plan gallego de salud mental
Una imagen alegórica de la salud mental. AEP
photo_camera Una imagen alegórica de la salud mental. AEP

"No me parece justo que se tomen nuestra salud en broma". Una joven de 17 años que acude a diario al hospital de día infanto-juvenil de salud mental del Hula echaba mano de las redes sociales como altavoz para hacer oír su denuncia sobre las carencias de personal que, a su juicio, se registran en este servicio.

Padres de menores aseguran que sus hijos llevan tres meses sin que les atienda personalmente un psiquiatra en este hospital de día, pese a que tienen medicamentos pautados. Dicen que su seguimiento corre a cargo de psicólogas clínicas.

Trece de esos progenitores remitieron una queja a la Valedora do Pobo en la que exigen una atención pública "digna" a los menores con problemas graves de salud mental y que "no se desmantele" este servicio.

El hospital de día infanto-juvenil del Hula, que abrió sus puertas en mayo de 2022 y que dispone de 20 plazas, atiende de lunes a viernes, de 8.00 a 15.00 horas, a menores de 12 a 18 años de edad con trastornos de la alimentación (anorexia, bulimia...); o con trastornos mentales graves (como afectivos, por estrés postraumático debido a bullying, abusos...) o con inestabilidad emocional y riesgo autolítico (suicidios).

"El hospital de día no solo es un medio indispensable para su tratamiento sanitario, sino también formativo, dada la implicación que tienen esas patologías en los menores de edad para su desarrollo personal y su integración social", precisan en su queja a la Valedora do Pobo.

El padre de una menor de 15 años cuenta que su hija, tras permanecer tres meses ingresada en la unidad de hospitalización de salud mental de Santiago, fue derivada al hospital de día del Hula, en donde fue atendida durante otros tres meses. Desde septiembre, según asegura, no la ha vuelto a ver ningún psiquiatra y le han dado cita, en consultas externas, para el mes que viene.

"Require seguimento por un psiquiatra porque está medicada, pero non o ten, e cando sofre unha crise, como hai tres semanas, temos que acudir a Urxencias", precisa este afectado, que reconoce que la enfermedad de su hija "desbordounos".

Advierte además que los problemas de salud mental "requiren tempo e a complicidade entre paciente e facultativo, polo que se este último falta supón un paso atrás na recuperación".

Apoyo docente

Además de esos tres meses sin psiquiatra, las familias de los pacientes echan en falta un profesor de apoyo, del que nunca ha dispuesto pese a que se incluye en las plantillas tipo de los hospitales de día infanto-juveniles, según recuerdan que recoge el documento marco del Plan de Saúde Mental de Galicia poscovid-19 de la administración autonómica. Ya le han trasladado esta demanda a las consellerías de Educación y de Sanidade.

"A miña filla perdeu o ano pasado case a metade do curso en Secundaria e en Lugo aínda non hai ese apoio escolar", explica el padre de una adolescente de 15 años.

La madre de una chica de 16 años coincide en que "debería ter un profesor porque falta moito a clase, xa que acude dous ou tres días por semana" a este centro.

La progenitora de otra menor de 17, que asiste "una vez a la semana o cada 15 días" a este servicio, cuestiona que "a la salud mental no se le da el valor que tiene".

Sin terapia de grupo

 Otro de los problemas que denuncian los afectados es que desde hace tres meses también se han suprimido en el hospital de día los grupos de apoyo a las familias.

"Estamos desatendidos", afirma el padre de una joven de 17 años, que advierte que "antes tiñamos unha vez á semana, durante dúas horas, con persoal sanitario terapia de pais para entender a enfermidade dos nosos fillos". Justifica su existencia ya que "para nós era importante porque axudábanos moito porque ao principio víamonos perdidos".

Este progenitor detalla que su hija "leva tres meses sen que a vexa un psiquiatra, está supervisada por unha psicóloga, e segue coa mesma medicación desde hai catro ou cinco meses, sen que lla axusten".

Las quejas de las familias también aluden a la falta de recursos en general. Sostienen que la provincia de Lugo, pese a tener una población de unos 3.000 menores de 18 años más que su vecina de Ourense, cuenta con menos psiquiatras especializados en atención infanto-juvenil que esta.

El Sergas asegura que se presta "una correcta atención" a los pacientes

Desde la Estructura Organizativa de Xestión Integrada (Eoxi) de Lugo, Cervo y Monforte se asegura que el hospital de día infanto-juvenil del Hula dispone de "los recursos necesarios para prestar una correcta atención a los pacientes".

"La unidad de salud mental infanto-juvenil cuenta con personal propio asignado para la atención específica de la población a la que va dirigida", se precisa desde el área sanitaria, que agrega que esta unidad "cuenta con dos psiquiatras, tres psicólogos, un trabajador social, una terapeuta ocupacional y un enfermero".

El Sergas sale asimismo al paso de la denuncia hecha pública por los padres de que haya menores que lleven tres meses sin que les atienda personalmente un psiquiatra y de la falta de personal que han trasladado a la Valedora do Pobo.

"Es falso que no tengamos personal dedicado específicamente a este servicio. Y además del seguimiento psicológico, los psiquiatras hacen un seguimiento específico de cada paciente siempre que es necesario ", aseguran desde la Eoxi de Lugo, Cervo y Monforte.

La puesta en marcha de este hospital de día en el Hula, que ya lleva unos 20 meses en servicio, se enmarca dentro del Plan de Saúde Mental de Galicia poscovid-19 que ha desarrollado la Consellería de Sanidade.

El área sanitaria recuerda además que este hospital de día es un dispositivo asistencial que forma parte del servicio de Psiquiatría del Hula, que, según indica, "presta su colaboración siempre que es necesario y que cuenta con 21 psiquiatras y 15 psicólogos clínicos".

Comentarios