martes. 16.07.2019 |
El tiempo
martes. 16.07.2019
El tiempo

Familiares de un menor agredieron en el Hula al sanitario que lo atendía

Entrada de urgencias del Hula. AEP
Entrada de urgencias del Hula. AEP

Dos allegados abofetearon al enfermero durante un tumulto con unas 20 personas que tuvo lugar en el servicio de urgencias pediátricas

Cada mes se presentan entre tres y cuatro denuncias de media en la provincia de Lugo por agresiones, físicas o verbales, a personal sanitario en centros de salud u hospitales, según los datos del sindicato Satse. La última que ha trascendido fue la sufrida por un enfermero que fue abofeteado por dos familiares de un menor al que estaba atendiendo en el servicio de urgencias pediátricas del hospital Lucus Augusti. La Policía Nacional investiga el caso.

El altercado se produjo cuando el sanitario examinaba al niño, de 11 años de edad, en el triaje de urgencias para valorar la gravedad de su dolencia. Tras pedirles al menor y a sus padres que pasasen a la sala de espera hasta que les avisasen para que fuese atendido por un pediatra, se agolparon de repente en la estancia unos 20 allegados del paciente, que exigían que lo asistiesen inmediatamente. Dos de ellos golpearon al enfermero.

Los vigilantes de seguridad evitaron que el incidente fuese a más. Además, a las puertas de urgencias se habían concentrados otras 20 o 30 personas, que se acercaron hasta allí porque estaban acompañando a un familiar ingresado en el hospital.

La víctima presentó denuncia en la Policía Nacional, pero no pudo identificar a sus agresores debido al tumulto que se formó.

Si las fuerzas del orden consiguen localizar a los dos autores, estos se podrían enfrentar a una solicitud de condena de prisión, ya que desde hace cuatro años las agresiones a funcionarios públicos de sanidad y educación están equiparadas a los delitos de atentado contra agentes de la autoridad, lo que puede acarrear hasta cuatro años de cárcel.

La víctima presentó una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional, pero no pudo identificar a sus agresores

MEDIDAS A ACOMETER. Satse formula una batería de propuestas para poner coto a este problema, que asegura que cada día se agrava más. Una de esas demandas es que en cada centro de trabajo se elabore un plan de prevención con las medidas a implantar para "evitar o disminuir el riesgo de sufrir agresiones". Propone además que se lleven a cabo campañas de sensibilización para "concienciar a administraciones, profesionales y ciudadanos sobre la necesidad de trabajar conjuntamente para acabar con la violencia".

42 DENUNCIAS EN LA PROVINCIA. El año pasado se presentaron 42 denuncias en la provincia de Lugo por agresiones físicas o verbales a personal sanitario, 22 en hospitales y el resto en Atención Primaria. En A Coruña fueron 210, en Pontevedra 184 y en Ourense 33, según los datos de Satse.

Pero esos casos distan mucho de la realidad. Según este sindicato, "solo se denuncian el 11 por ciento de las agresiones sufridas".

Tres vigilantes de seguridad golpeados por pacientes en un mes y medio
El personal sanitario no es el único colectivo que sufre las iras de los pacientes o familiares en los centros de salud u hospitales. Los vigilantes de seguridad tampoco se libran. De hecho en el último mes y medio sufrieron tres agresiones graves en el Hula, según denunció UGT. 

Un vigilante tuvo que coger la baja tras ser agredido por la espalda. A otro, un ingresado en Psiquiatría le mordió en la mano y un tercero recibió un golpe en la cabeza cuando medió con un paciente que amenazó a una médico porque le acababa de dar el alta en el servicio de Urgencias. 

Ante la escalada de incidentes sufridos por los vigilantes de seguridad en los hospitales gallegos —UGT cifra entre tres y cinco diarias en el Hula, entre leves, graves y muy graves—, este sindicato ha solicitado a la Consellería de Sanidade, con la que ha mantenido reuniones en los últimos dos meses, que les facilite más medios de protección, como chalecos antitrauma, guantes anticorte y geles de pimienta. 

La más de una treintena de vigilantes de seguridad del Hula y sus compañeros de los hospitales de Burela y Monforte están recibiendo cursos de formación para elaborar partes de incidencia, a través de una APP. 

El personal de seguridad de UGT también airea otros problemas en el Hula, como el masivo estacionamiento indebido de vehículos en la explanada de urgencias.

 

Familiares de un menor agredieron en el Hula al sanitario que lo...