sábado. 24.08.2019 |
El tiempo
sábado. 24.08.2019
El tiempo

El éxito del ascensor de Fontiñas lleva a plantear otros en zonas en pendiente

Escalinata de la estación de Lugo. AEP
Escalinata de la estación de Lugo. AEP

Gobierno local y BNG proyectan escaleras mecánicas y un elevador entre la estación de tren y Miguel de Cervantes  Cs y PP propusieron un teleférico para unir el Parque y el Miño o un párking en Paxariños con acceso al paseo del Rato

Era una de las obras más esperadas por los vecinos de Fontiñas y, casi un mes después de su puesta en funcionamiento, el ascensor público no para de hacer viajes y abre el debate sobre la necesidad de implantar nuevas infraestructuras de este tipo para salvar las zonas en pendiente de una ciudad que los romanos fundaron entre los valles de los ríos Miño y Rato. Además, si tenemos en cuenta que la media de edad de los lucenses ronda los 50 años, la necesidad de hacer más accesibles las calles en pendiente, bien con escaleras y rampas mecánicas o con ascensores, es una de las principales demandas ciudadanas.

Ascensor del Sagrado Corazón

Así, después de la obra de Fontiñas, el Concello parece que va a dar el impulso definitivo al elevador en el barrio del Sagrado Corazón, un proyecto para salvar una altura de 10,13 metros que es más antiguo, pero que se encontró con múltiples problemas que han retrasado las obras durante años.

La empresa Construcciones Alea, adjudicataria de los trabajos por importe de 240.000 euros, acaba de colocar un vallado perimetral en la plaza de la iglesia, donde se ubicará uno de los accesos, por lo que el inicio de los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de cuatro meses, podría ser inminente.

Inicialmente, durante los gobiernos de José López Orozco, se habían proyectado dos elevadores en este barrio, el que se va a ejecutar entre la Avenida Adolfo Suárez y la iglesia, así como otro en la calle Fontaneira. Más tarde, se optó por sustituir este último por otro sistema, como una escalera o una rampa mecánica, aunque finalmente se renunció a esa segunda infraestructura.

Entretanto, el otro ascensor tuvo que esperar a que el Concello consiguiese la cesión por parte de Abanca de parte del terreno en el que se ubicará la estructura. El último obstáculo lo representó la necesidad de contar con un plan de tráfico y otro de seguridad para ejecutar los trabajos y que se demoraron debido a la falta de mandos de la Policía Local que estampasen su firma en los permisos.

La empresa adjudicataria del ascensor del Sagrado Corazón, que acumula años de retraso, se prepara para iniciar los trabajos

Accesibilidad en la estación

El gobierno socialista también había incluido en su proyecto de presupuestos para este año la creación de una infraestructura mecánica para salvar la escalinata de la estación de tren, con vistas a la construcción de la intermodal. Las cuentas quedaron aparcadas por falta de acuerdo, así que será la futura corporación la que deberá decidir qué tipo de proyecto se ejecuta para salvar la pendiente entre la Praza Conde de Fontao y la calle Miguel de Cervantes. Las cuentas incluían una partida de 250.000 euros para poner en marcha una escalera o una rampa mecánica en la zona con la idea de dar ya servicio a los usuarios del aparcamiento gratuito acondicionado en los terrenos de Adif.

Mientras, el BNG propuso ayer una nueva solución para mejorar la accesibilidad en la zona con la construcción de un nuevo ascensor entre Rúa Alta y Miguel de Cervantes, en un aprovechamiento urbanístico de propiedad municipal cuyo muro de separación fue decorado hace meses por el Concello con un grafiti artístico. Los nacionalistas explican que el solar está junto a uno de los accesos a la futura intermodal y, mientras no se construye, permitirá acceder al párking de la estación. Además, el BNG cree que con este elevador se crearía un acceso rápido al centro de la ciudad a través de la calle Luis Cordeiro.

Acceso al paseo del Rato

El paseo del Rato es uno de los espacios de ocio más usados por los lucenses, aunque la pronunciada pendiente que lo separa de Fontiñas limita la accesibilidad a pie. Por ello, algunos grupos municipales como el PP y Cs llegaron plantear la construcción de un aparcamiento público junto al parque de Paxariños que, además de aliviar el problema de la escasez de estacionamientos en la zona, permitiría construir un ascensor entre el Rato y Fontiñas.

Teleférico hacia el Miño

Cs también llegó a plantear otra novedosa iniciativa para crear un teleférico entre las cuestas del parque Rosalía y el paseo del Miño para acercar el río a la ciudad, un proyecto para el que se plantea utilizar los fondos europeos del Edusi. La idea también fue propuesta por el PP durante la campaña electoral de las municipales de 2007 e incluso fue una de las propuestas ciudadanas que llegaron al Concello en 2003 durante la redacción del Plan Estratéxico.

El éxito del ascensor de Fontiñas lleva a plantear otros en zonas...
Comentarios